en jue­go

ENANOS IN­NO­VA­DO­RES

La Vanguardia - ES - - EN JUEGO - ORIOL RI­POLL es@lavan­guar­dia.es

En el li­bro Una nue­va men­te (Ilus­trae) Da­niel Pink di­ce que he­mos de­ja­do atrás la era de la in­for­ma­ción ba­sa­da en la ló­gi­ca y el pen­sa­mien­to li­neal pa­ra en­trar en la con­cep­tual, que re­quie­re un pen­sa­mien­to cen­tra­do en la crea­ti­vi­dad, la em­pa­tía o la vi­sión glo­bal. Y por lo tan­to ha­ce fal­ta un nue­va men­te ca­paz de in­ter­pre­tar los da­tos, pre­sen­tar­los de una ma­ne­ra emo­cio­nal y crear na­rra­cio­nes que ma­ni­fies­ten que se han com­pren­di­do los con­cep­tos y que se tie­ne la ca­pa­ci­dad de po­ner­los en un con­tex­to di­fe­ren­te. En es­te sen­ti­do, Co-so­ciety (Co-so­ciety. com) es un pro­yec­to que agru­pa em­pre­sas pro­ce­den­tes de va­rios sec­to­res y, por lo tan­to, con co­no­ci­mien­tos y ex­pe­rien­cias di­fe­ren­tes que se mez­clan con el fin de ha­cer aflorar nue­vos pro­duc­tos, ser­vi­cios o pro­ce­sos. Ha­ce po­cos días se ce­le­bró en Bar­ce­lo­na uno de los en­cuen­tros de es­ta red y sus miem­bros tu­vie­ron que mos­trar su ca­pa­ci­dad na­rra­ti­va con Co-cas­tells, un jue­go que crea­mos a par­tir de las pie­zas del Nan Cas­te­ller (El­nan.cat). El Nan Cas­te­ller es un jue­go de cons­truc­ción de ma­de­ra con pie­zas que re­pre­sen­tan fi­gu­ras hu­ma­nas y que per­mi­ten cons­truir cas­tells (con acot­xa­dor y en­xa­ne­ta in­clui­do).

Pa­ra crear Co-cas­tells for­ma­mos un equi­po con Al­fons Cor­ne­lla, el im­pul­sor de Co-so­ciety y di­rec­tor de In­fo­no­mia, y An­na Ta­rra­go­na, una de las crea­do­ras del Nan Cas­te­ller, en un ac­to de crea­ción co­lec­ti­va don­de su­ma­mos co­no­ci­mien­tos, in­no­va­ción y po­si­bi­li­da­des de crea­ción con las fi­gu­ras del enano. Pa­ra em­pe­zar a ju­gar, se for­man gru­pos de seis o sie­te miem­bros con una pi­la de enanos sin de­co­rar, una ho­ja pa­ra escribir y unos ro­tu­la­do­res. El jue­go se desa­rro­lla en tres fa­ses. En la pri­me­ra, los gru­pos tie­nen que des­cri­bir qué pa­pe­les creen que no pue­den fal­tar en un buen equi­po innovador. Un rol no es un car­go en la em­pre­sa, sino el pa­pel que jue­gan al­gu­nos de sus miem­bros. Pue­de ha­ber, por ejem­plo el pa­pel de es­pon­ja, un per­so­na­je que bus­ca con­ti­nua­men­te nue­vas ideas y las ab­sor­be pa­ra la em­pre­sa, o el de en­tre­na­dor, que siem­pre tra­ta de crear si­ner­gias en­tre los di­fe­ren­tes miem­bros del equi­po.

A con­ti­nua­ción, los ju­ga­do­res tie­nen que bus­car una bue­na me­tá­fo­ra pa­ra ca­da pa­pel, que per­mi­ta com­pren­der­lo con un sim­ple vis­ta­zo, y de­co­ran la pie­za de ma­de­ra con un ro­tu­la­dor. Así que si les di­go que en mi equi­po hay un enano Da Vin­ci, un Ris­to Me­ji­de o un Ma­cGy­ver se­gu­ro que se ima­gi­nan có­mo de­ben ac­tuar. En la se­gun­da fa­se del jue­go, de­ben de­ci­dir có­mo se dis­po­nen los enanos pa­ra que el equi­po fun­cio­ne co­mo desean. Así que pue­den de­ci­dir co­lo­car­los for­man­do un cas­tell tra­di­cio­nal o pue­den bus­car alternativas ori­gi­na­les que res­pon­dan me­jor a su ma­ne­ra de en­ten­der un equi­po innovador.

UNO DE LOS OB­JE­TI­VOS FI­NA­LES DEL JUE­GO ES BUS­CAR NUE­VOS PA­PE­LES PA­RA FA­CI­LI­TAR LA IN­NO­VA­CIÓN DEN­TRO DEL EQUI­PO

Y pa­ra ce­rrar el jue­go, ca­da equi­po pre­sen­ta al res­to la ló­gi­ca de su elec­ción y es­co­ge cuál de los per­so­na­jes cree que es in­dis­pen­sa­ble pa­ra que la in­no­va­ción flu­ya. Si se dis­po­ne de tiem­po, pue­den apa­re­cer im­pre­vis­tos que qui­zás re­es­truc­tu­ren la or­ga­ni­za­ción del equi­po en una si­tua­ción de es­ca­sos re­cur­sos eco­nó­mi­cos o de muy po­co es­pa­cio pa­ra ge­ne­rar nue­vos pro­duc­tos. De es­ta for­ma, se con­si­gue pu­lir me­jor ca­da uno de los per­so­na­jes y los pa­pe­les del equi­po. Lo más in­tere­san­te siem­pre se­rán las re­fle­xio­nes he­chas con el fin de crear una re­pre­sen­ta­ción y lo que se apren­de de las apor­ta­cio­nes de los di­fe­ren­tes equi­pos. Des­pués, con es­ta in­for­ma­ción, ha­ce fal­ta mi­rar al­re­de­dor y de­ci­dir si se dis­po­ne de un equi­po con to­dos los pa­pe­les in­dis­pen­sa­bles o si hay que bus­car nue­vos con el fin de fa­ci­li­tar la in­no­va­ción.

Lui­sa Ve­ra

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.