REALI­DA­DES MUY DI­VER­SAS

La Vanguardia - ES - - EN FAMILIA -

Que un ado­les­cen­te pa­se mu­cho tiem­po so­lo o sea so­li­ta­rio no es lo mis­mo. La so­le­dad ado­les­cen­te es­con­de ra­zo­nes y reali­da­des muy di­ver­sas > Es­tá marginado Cuan­do un ni­ño o jo­ven ha si­do ob­je­to de bur­las o in­ti­mi­da­ción, es­pe­cial­men­te en la es­cue­la, pue­de vol­ver­se un ado­les­cen­te so­li­ta­rio por­que sien­te que los otros le re­cha­zan, que no le quie­ren co­mo ami­go. Co­mo se con­si­de­ran im­po­pu­la­res y se sien­ten in­se­gu­ros, se aís­lan y el ais­la­mien­to acos­tum­bra a re­for­zar su con­ven­ci­mien­to de que na­die quie­re na­da con ellos. Si los pa­dres de­tec­tan es­ta si­tua­ción, han de apo­yar­les y des­mon­tar ese ma­len­ten­di­do, ha­cer­les

ver que las per­so­nas son di­ver­sas y ya en­ca­ja­rán en otros círcu­los so­cia­les.

> Bus­ca ais­lar­se A ve­ces lo que in­du­ce a un ado­les­cen­te a ais­lar­se es un pro­ble­ma con­cre­to, al­go gra­ve que le ha pa­sa­do y que no quie­re que se se­pa, y que le lle­va a en­ce­rrar­se pa­ra su­frir su preo­cu­pa­ción, fra­ca­so o de­silu­sión sin que le vean. A ve­ces tam­bién es por­que es­tá de­pri­mi­do. Los pa­dres han de es­tar pen­dien­tes pa­ra in­ter­pre­tar si el ais­la­mien­to es por­que quie­re es­tar

so­lo o res­pon­de a es­ta otra si­tua­ción.

> Es un so­li­ta­rio Hay jó­ve­nes que se re­clu­yen en la so­le­dad por­que no tie­nen ha­bi­li­da­des so­cia­les, no sa­ben re­la­cio­nar­se con los otros y elu­den el con­tac­to. Es­ta si­tua­ción se­ría, se­gún los ex­per­tos, la más preo­cu­pan­te.

> Es in­tro­ver­ti­do Hay per­so­nas a las que les gus­ta pa­sar más tiem­po so­los por­que es su for­ma de ser, por­que se sien­ten bien en su pro­pia com­pa­ñía, desa­rro­llán­do­se de for­ma au­tó­no­ma pa­ra así afir­mar­se. Y que es­tén a gus­to so­los no quie­re de­cir que sean aso­cia­les.

> Es tí­mi­do Es fre­cuen­te que los ado­les­cen­tes pe­quen de tí­mi­dos por­que tie­nen mie­do a lla­mar la aten­ción, a de­cir al­go es­tú­pi­do, a me­ter la pa­ta, a ser re­cha­za­dos... Y eso les lle­va en oca­sio­nes a ale­jar­se del con­tac­to so­cial.

> Quie­re es­tar so­lo Hay jó­ve­nes que no quie­ren pa­sar mu­cho tiem­po con la fa­mi­lia, bus­can ais­lar­se, que­dar­se so­los. Es una con­duc­ta que los psi­có­lo­gos con­si­de­ran nor­mal por­que a esa edad ne­ce­si­tan au­to­rre­fle­xión. Ade­más, es­tar so­los les per­mi­te re­la­jar­se por­que la so­cia­li­za­ción con los ami­gos es im­por­tan­te pa­ra ellos en esa eta­pa aun­que tam­bién es fuente de ten­sión.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.