AIR­SOFT, PO­LI­CÍAS Y CA­ZA­DO­RES

La Vanguardia - ES - - EN CASA -

Las tien­das que ven­den ro­pas y uni­for­mes mi­li­ta­res cuen­tan con un pú­bli­co muy he­te­ro­gé­neo y, de he­cho, hay pre­cios pa­ra to­dos los bol­si­llos. Por­que a las tri­bus ur­ba­nas se han su­ma­do tam­bién otros co­lec­ti­vos lú­di­cos y pro­fe­sio­na­les. Uno de los ejem­plos más cla­ros es de los que par­ti­ci­pan en el Air­soft, un jue­go y de­por­te de es­tra­te­gia ba­sa­do en la si­mu­la­ción mi­li­tar. El ob­je­ti­vo con­sis­te en re­pro­du­cir so­bre el te­rreno una gue­rra de com­ba­te. Pa­ra ello, se usan ré­pli­cas de ar­mas de fue­go, que dis­pa­ran pe­que­ñas bo­las bio­de­gra­da­bles en es­ce­na­rios de jue­go si­mi­la­res a los de una gue­rra real, con equi­pa­mien­to pa­re­ci­do al mi­li­tar. Es­tas tien­das ofre­cen a los par­ti­ci­pan­tes to­do lo ne­ce­sa­rio. “Sa­li­mos a ju­gar ca­da fin de se­ma­na con un gru­po de gen­te. Hay quien va de ban­dos, que se vis­te de un ejér­ci­to es­pe­cial, por ejem­plo, el ru­so. Ju­gar al Air­soft es un po­co co­mo ir a es­quiar: si quieres te pue­des al­qui­lar las pren­das, o bien te las com­pras”, di­ce Eduard Font, co­no­ci­do co­mo Fonty. “El éxi­to de los vi­deo­jue­gos de es­tra­te­gia mi­li­tar ha con­tri­bui­do a ex­ten­der la po­pu­la­ri­dad del Air­soft. Es una ac­ti­vi­dad di­ver­ti­da, que fo­men­ta el com­pa­ñe­ris­mo y que da mu­cha adre­na­li­na”, se­ña­la. Pe­ro hay más. “No­so­tros ven­de­mos ma­te­rial que es muy co­ti­za­do por cier­tas pro­fe­sio­nes. Por ejem­plo, en­tre nues­tros clien­tes hay po­li­cías y Mos­sos d’Es­cua­dra, guar­dias de se­gu­ri­dad, ca­za­do­res”, di­ce Pe­dro Gon­zá­lez, de la tien­da Sher­man de Bar­ce­lo­na. “Por lo ge­ne­ral to­dos bus­can com­ple­men­tos: zapatos, lin­ter­nas…”. En Sher­man co­mer­cia­li­zan mar­cas ori­gi­na­les que abas­te­cen los ejér­ci­tos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.