AN­TES DE DOR­MIR

La Vanguardia - ES - - EN JUEGO - ORIOL RI­POLL es@lavan­guar­dia.es

La tra­di­ción mar­ca que cuan­do lle­ga la ho­ra de ir a dor­mir, an­tes de ce­rrar la luz, se lea un cuen­to. El jue­go nor­mal­men­te no ha for­ma­do par­te de es­te ri­tual, qui­zás por el mie­do de agi­tar de­ma­sia­do a los ni­ños. Pe­ro hay al­gu­nos, muy tran­qui­los y don­de la re­la­ción con el adul­to tie­ne un pa­pel muy im­por­tan­te, que pue­den re­sul­tar muy acer­ta­dos. Úl­ti­ma­men­te han sa­li­do al mer­ca­do al­gu­nas pro­pues­tas que son muy ade­cua­das pa­ra es­te ob­je­ti­vo. Dje­co (Dje­co.com) es una edi­to­rial fran­ce­sa es­pe­cia­li­za­da en pa­sa­tiem­pos pa­ra los más pe­que­ños, que tie­ne un amplio ca­tá­lo­go de pro­duc­tos con una edi­ción muy cui­da­da en la me­cá­ni­ca y en las ilus­tra­cio­nes. En su co­lec­ción de jue­gos de car­tas es­tá Bi­so­us Do­do, un jue­go muy es­pe­cial di­ri­gi­do a ni­ños en­tre 3 y 6 años que per­mi­te ju­gar jus­to an­tes de ir a dor­mir. El jue­go es­tá for­ma­do por un pe­que­ño col­chón que se en­ca­ja den­tro de la ca­ja, dos per­so­na­jes, un ni­ño y una ni­ña con los ojos abier­tos y ce­rra­dos, una car­ta que mues­tra un co­jín, otra con un oso de pe­lu­che, una ter­ce­ra que re­pre­sen­ta una sá­ba­na y una co­lec­ción de 29 car­tas más con ac­cio­nes di­fe­ren­tes. Se jue­ga cuan­do el pe­que­ño ya es­tá den­tro de la ca­ma. Es­co­ge el per­so­na­je con el que quie­re ju­gar, ni­ño o ni­ña, y lo de­ja es­ti­ra­do so­bre el col­chón con los ojos abier­tos. Se ba­ra­jan to­das las car­tas y se de­jan bo­ca aba­jo. El ni­ño las va gi­ran­do una por una y la par­ti­da se aca­ba cuan­do han sa­li­do los tres ob­je­tos que per­mi­ti­rán que se va­ya a dor­mir (sá­ba­na, co­jín y pe­lu­che). El ju­ga­dor gi­ra­rá a su per­so­na­je y lo de­ja­rá con los ojos ce­rra­dos. En­ton­ces, el ni­ño da­rá al adul­to el res­to de car­tas que ha­ya ido gi­ran­do du­ran­te la par­ti­da. Es­tas car­tas mues­tran ac­cio­nes (be­sos, cos­qui­llas, can­cio­nes o ca­ri­cias) que el adul­to le ten­drá que ha­cer an­tes de ce­rrar la luz. Con el fin de evi­tar que ha­ya un ex­ce­so de ac­cio­nes, hay tres car­tas que mues­tran uno, dos o tres so­les. Cuan­do sa­len, el ni­ño tie­ne que des­ha­cer­se de una, dos o tres ac­cio­nes de las que tie­ne en la mano. Otro buen ejem­plo de un jue­go di­ri­gi­do a ni­ños que van a dor­mir es Nighty Night, una apli­ca­ción crea­da por la ale­ma­na Good­beans (Good­beans.com) pa­ra iP­ho­ne e iPad. En es­te ca­so, el ni­ño tie­ne que se­guir las ins­truc­cio­nes que in­di­ca la na­rra­ción (es­tá en seis len­guas, cas­te­llano in­clui­do) con el fin de ha­cer que los ani­ma­les de una gran­ja va­yan a dor­mir. El ju­ga­dor tie­ne que bus­car ca­da ani­mal y apa­gar­le la luz. Cuan­do to­dos los ani­ma­les ya duer­men, el na­rra­dor in­vi­ta al ni­ño a ce­rrar su luz y a dor­mir­se. La apli­ca­ción aprovecha to­dos los re­cur­sos, mú­si­ca, imá­ge­nes y el tono de la na­rra­ción, al ser­vi­cio de crear un am­bien­te re­la­ja­do.

BI­SO­US DO­DO, NIGHTY NIGHT O EL LI­BRO ‘BUE­NAS NO­CHES’ SON JUE­GOS QUE RE­LA­JAN A LOS NI­ÑOS AN­TES DE IR A DOR­MIR

Un ter­cer ejem­plo son los que apa­re­cen en Bue­nas no­ches, un li­bro de Àn­gels Navarro, es­pe­cia­lis­ta en jue­gos de in­ge­nio, pu­bli­ca­do por Com­bel en el 2010. La au­to­ra ha re­co­pi­la­do jue­gos de ob­ser­va­ción, in­for­ma­cio­nes so­bre el mun­do de la no­che y otras pro­pues­tas tran­qui­las muy ade­cua­das pa­ra ha­cer an­tes de dor­mir. Ade­más, el li­bro tie­ne una por­ta­da muy ori­gi­nal, don­de se so­bre­po­ne una so­la­pa pa­ra per­mi­tir que se vi­sua­li­ce un búho. Es­tos son sólo al­gu­nos ejem­plos de có­mo ju­gar jus­to an­tes de ir a dor­mir. Sólo ha­ce fal­ta bus­car un po­co, re­mo­ver en­tre las op­cio­nes que se co­no­cen y en­con­trar la más apro­pia­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.