BOU­LE­VARD

La Vanguardia - ES - - EN JUEGO -

ES­TI­LO OC­CI­DEN­TAL

La hos­te­le­ría en Kíev pre­sen­ta muy bue­nas op­cio­nes, co­mo el ho­tel Bou­ti­que Ri­vie­ra (si bien 79 ha­bi­ta­cio­nes lo si­túan al­go le­jos del con­cep­to de alo­ja­mien­to pe­que­ño con gla­mur). En to­do ca­so, la ubi­ca­ción es ideal pa­ra des­cu­brir la ciu­dad y la ele­gan­te de­co­ra­ción in­te­rior, muy al gus­to eu­ro­peo clá­si­co, en­ca­ja a la per­fec­ción con la fachada del si­glo XIX. Sa­gay­dach­no­go Street, 15. 04070 – Kíev. Tel.: (+380) 445-812-828

EXAL­TA­CIÓN

Un edi­fi­cio del si­glo XVIII, con una ape­te­ci­ble te­rra­za-jar­dín y una ubi­ca­ción pri­vi­le­gia­da en el Mont­mar­tre de Kiev, ha­cen del ho­tel Vozdvyz­henn­nia una op­ción que te­ner en cuen­ta. El nom­bre del es­ta­ble­ci­mien­to se tra­du­ce co­mo exal­ta­ción, que a pe­sar de lo pre­ten­cio­so, no le que­da gran­de por su in­te­gra­ción ar­qui­tec­tó­ni­ca de ele­men­tos con­tem­po­rá­neos y por el gus­to pues­to en la de­co­ra­ción de las ha­bi­ta­cio­nes. Vozdvyz­hens­ka,60-a,b. 04071 – Kíev. Tel.: (+380) 445-319-900

CON ACEN­TO CLÁ­SI­CO

Un fue­go re­con­for­tan­te ar­dien­do en la chi­me­nea, ma­de­ras no­bles en las paredes, man­te­les de lino blan­co im­pe­ca­ble y la me­jor co­ci­na tra­di­cio­nal: es­tos son los po­de­res del res­tau­ran­te Lipsky Osob­niak de Kiev. Su car­ta se inspira en re­ce­tas ori­gi­na­les de los si­glos XVIII y XIX, li­ge­ra­men­te co­rre­gi­das pa­ra ajus­tar­se a los gus­tos más con­tem­po­rá­neos. Lips­ka­ya, 15. Kíev. Tel.: (+380) 442-540-090

DE­JAR­SE VER

A los ciu­da­da­nos de Kíev les en­can­ta sa­lir pa­ra de­jar­se ad­mi­rar por los de­más, y en es­te sen­ti­do sólo hay un res­tau­ran­te al que acu­dir: el Stef­fano’s. En la en­tra­da nos es­pe­ra una tien­da de vi­nos y de­li­ca­te­sen, so­bre la cual na­dan los pe­ces del acuario trans­pa­ren­te que am­bien­ta el sa­lón del se­gun­do pi­so. Tam­bién dis­po­ne de un es­pa­cio de­di­ca­do en es­pe­cial a las os­tras y el cham­pán. En

Des­de arri­ba y en el sen­ti­do de las agu­jas del re­loj,

El epi­cen­tro de Kíev, la pla­za de la In­de­pen­den­cia, lla­ma­da así des­de 1991; el ele­gan­te res­tau­ran­te ve­rano se pue­de dis­fru­tar del jar­dín de la te­rra­za su­pe­rior. Vla­di­mirs­ka­ya, 4. 01025 – Kíev. Tel.: (+380) 442-791-121

ELI­TIS­TAS

La es­ce­na noc­tur­na de Kíev nos da la me­di­da real del pre­su­pues­to y las ac­ti­tu­des de la nue­va Ucra­nia. Pa­ra cap­tar­la, na­da co­mo aden­trar­se en el Dan­te, un lo­cal ex­clu­si­vo don­de las mu­je­res tie­nen en­tra­da li­bre y los hom­bres pa­gan un pea­je de sus­to. Dis­po­ne de res­tau­ran­te. (Na­be­rezh­na­ya Kres­hatyk, 4. Tel.: (+380) 442-214-433). Otra op­ción es Lipsky Osob­niak, con re­ce­tas ori­gi­na­les de ha­ce tres si­glos; el ho­tel Bou­ti­que Ri­vie­ra, de es­ti­lo eu­ro­peo y muy cén­tri­co, y la­tas de ca­viar na­ran­ja en el mer­ca­do de Be­sa­ra­bia De­ca­den­ce, don­de las da­mas tam­bién en­tran sin pa­gar, de­ta­lle que nos da bas­tan­te in­for­ma­ción so­bre la so­cie­dad lo­cal. La de­co­ra­ción se inspira en el art dé­co. (Sho­ta Rus­ta­ve­li, 16. Kíev. Tel.: (+380) 442-064-920

VIS­TA DES­PE­JA­DA

La can­ti­dad y ca­li­dad de la ofer­ta mu­seís­ti­ca de Kíev es muy ele­va­da, no sólo en lo que se re­fie­re a me­mo­ria pos­tso­vié­ti­ca, sino en cuan­to a co­lec­cio­nes pri­va­das de ar­te que, en mu­chos ca­sos, han aca­ba­do por con­ver­tir­se en ex­po­si­cio­nes de ac­ce­so pú­bli­co (al­gu­nas por ser ex­pro­pia­das en la épo­ca de la URSS). Es el ca­so del Mu­seo de Ar­te Ru­so, si­tua­do en la an­ti­gua ca­sa fa­mi­liar de los Te­res­chen­ko, gran­des in­dus­tria­les del si­glo XIX. Son es­pe­cial­men­te in­tere­san­tes los an­ti­guos ico­nos y las pin­tu­ras de Mi­jaíl Vru­bel. Te­res­hen­ko­va, 9. Kíev. Tel.: (+380) 442-346-218

DE ES­CÁN­DA­LO

Una de las zo­nas más agra­da­bles pa­ra pa­sear en Kíev es San An­drés y sus al­re­de­do­res, una igle­sia si­tua­da en un pun­to ele­va­do don­de se cree que se fun­dó la ciu­dad. Su po­si­ción, uni­da a la pre­sen­cia del tem­plo, ha­ce que el lu­gar re­cuer­de al Mont­mar­tre pa­ri­sino, más aún cuan­do aquí es don­de se ce­le­bra uno de los mer­ca­di­llos tu­rís­ti­cos más vis­to­sos.

LIPSKY OSOB­NIAK

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.