Más allá del si­glo

La Vanguardia - ES - - EN FORMA - Fè­lix Ba­dia Sub­di­rec­tor Es-

En los días glo­rio­sos de la Gre­cia y la Ro­ma clá­si­cas la es­pe­ran­za de vida al na­cer no era un dato pa­ra ser pre­ci­sa­men­te op­ti­mis­ta. La me­dia de años que vi­vía una per­so­na era de 28, una ci­fra que, de acuer­do con los pa­rá­me­tros ac­tua­les co­rres­pon­de­ría, pa­ra en­ten­der­nos, a un es­tu­dian­te de más­ter, a un fut­bo­lis­ta en su ple­ni­tud –sal­van­do a Mes­si, cu­ya ple­ni­tud ha lle­ga­do mu­cho an­tes– o a un ado­les­cen­te tar­dío –dan­do por bue­na la idea no siem­pre bie­nin­ten­cio­na­da de que hoy la ado­les­cen­cia se pro­lon­ga en mu­chos ca­sos has­ta pa­sa­dos los 40–. Des­de en­ton­ces, la es­pe­ran­za de vida ha cre­ci­do de for­ma cons­tan­te y ha lle­ga­do al pun­to de que la fran­ja de edad que más au­men­ta en el pla­ne­ta es la que su­pera los cien años. Son me­dio mi­llón de per­so­nas cu­ya lon­ge­vi­dad lle­va a pre­gun­tar­se dón­de es­tá el lí­mi­te, has­ta dón­de la ciencia pue­de pro­lon­gar la vida hu­ma­na. Y no só­lo eso, sino qué im­pli­ca­cio­nes so­cia­les, culturales y eco­nó­mi­cas ten­drá ese in­cre­men­to de la es­pe­ran­za de vida si se si­gue pro­du­cien­do. Si, co­mo di­cen los ex­per­tos, la ten­den­cia con­ti­núa sien­do al al­za y los cen­te­na­rios se mul­ti­pli­can por sie­te en las pró­xi­mas dé­ca­das –co­mo ocu­rri­rá tam­bién en ma­yor o me­nor me­di­da con otras fran­jas de edad– el pro­ble­ma de las pen­sio­nes, sin ir más le­jos, no ha he­cho más que em­pe­zar.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.