LA CÁ­MA­RA DE QUIM GU­TIÉ­RREZ

Va por li­bre pe­ro si tie­ne que iden­ti­fi­car­se con al­gún es­ti­lo, pre­fie­re que sea con el de Pe­te Lind­bergh, el fo­tó­gra­fo ale­mán al que ad­mi­ra

La Vanguardia - ES - - EN CASA - Tex­to Margarita Puig Fo­tos Ana Ji­mé­nez

Aun­que la pri­me­ra cá­ma­ra que se agen­ció fue una Olympus com­pac­ta de su pa­dre y lue­go se com­pró la Mark III de Ca­non, la má­qui­na que real­men­te ha des­per­ta­do al fo­tó­gra­fo que lle­va den­tro es una Com­pax G2. “Es de se­gun­da mano, de me­dia­dos de los no­ven­ta. La lo­ca­li­cé en no­viem­bre (mien­tras ro­da­ba 3 bo­das de más, de Ja­vier Ruiz Cal­de­ra) en Ma­drid Fo­to­ca­sión y no pu­de re­sis­tir­me”, ex­pli­ca Quim Gu­tié­rrez. El ac­tor de Los úl­ti­mos días, th­ri­ller di­ri­gi­do por Álex y Da­vid Pas­tor en el que in­ten­ta so­bre­vi­vir en una Bar­ce­lo­na to­ca­da (co­mo el res­to del mun­do) por un ex­tra­ño vi­rus que in­du­ce a la gen­te un pá­ni­co irra­cio­nal a los ex­te­rio­res, le ha sa­ca­do tan­to pro­ve­cho que se ha vis­to ca­si obli­ga­do a abrir un blog. Se tra­ta de The­joa­quim­pla­ce­ment.com, una web con au­to­rre­tra­tos y una se­lec­ción cui­da­da de sus tra­ba­jos más per­so­na­les. Per­so­na­les y ca­si siem­pre des­vin­cu­la­dos de su pro­fe­sión. Por­que es­te ca­ta­lán que aca­ba de cum­plir los 32 y que con só­lo do­ce años de­bu­tó en te­le­vi­sión co­mo pro­ta­go­nis­ta de la se­rie dia­ria Po­ble­nou, pro­du­ci­da por TV3 y emi­ti­da tam­bién en An­te­na 3 TV ba­jo el tí­tu­lo de Los me­jo­res años, ase­gu­ra que ne­ce­si­ta un es­pa­cio ín­ti­mo, per­so­nal. Así, en la in­ti­mi­dad de su web pue­de ver­se una fo­to­gra­fía que en cier­to mo­do rin­de ho­me­na­je a Pe­te Lind­bergh (el fo­tó­gra­fo ale­mán al que ad­mi­ra) y des­ve­la que, más allá de su pro­fe­sión co­mo ac­tor, en Quim Gu­tié­rrez hay un hu­ma­nis­ta. “Com­pa­gi­né la ca­rre­ra de Hu­ma­ni­da­des en la Uni­ver­si­tat Pom­peu Fa­bra con los es­tu­dios en la es­cue­la de tea­tro Nancy Tu­ñón has­ta que me in­cor­po­ré a El cor de la ciu­tat (otro se­rial de TV3) du­ran­te ca­si cin­co años”, ex­pli­ca. A él, que le cos­tó muy po­co enamo­rar pri­me­ro a la cá­ma­ra y pron­to tu­vo la oca­sión de in­ter­ve­nir en su pri­me­ra gran pe­lí­cu­la, Azul os­cu­ro ca­si ne­gro (2006), con la que se hi­zo con el Go­ya al me­jor ac­tor re­ve­la­ción, le atraen las mo­de­los na­tu­ra­les, sin de­ma­sia­do ma­qui­lla­je y con po­co po­sa­do. Y el jue­go de lu­ces que le per­mi­ten una bue­na cá­ma­ra y el equi­po de flas­hes que fi­nal­men­te se com­pró en agos­to, so­bre to­do cuan­do tra­ba­ja en blan­co y ne­gro.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.