BOU­LE­VARD

La Vanguardia - ES - - EN FORMA -

UN TO­QUE CAM­PES­TRE

La ubi­ca­ción de San­ta Cruz, en el co­ra­zón de Col­cha­gua, la con­vier­te en el lu­gar ideal pa­ra fi­jar ba­se a la ho­ra de des­cu­brir la Ru­ta del Vino. El ho­tel San­ta Cruz, en la mis­mí­si­ma pla­za de Ar­mas, es una ex­ce­len­te op­ción de alo­ja­mien­to. Dis­pues­to a la ma­ne­ra de un pe­que­ño com­ple­jo ho­te­le­ro, con vi­llas de di­ver­sas al­tu­ras, res­tau­ran­tes en los es­pa­cios abier­tos co­mu­nes y un to­que en­tre ru­ral y fol­kló­ri­co, re­sul­ta muy agra­da­ble. Es­pe­cial­men­te ade­cua­do pa­ra gru­pos o fa­mi­lias, tie­ne en la ca­li­dad del ser­vi­cio uno de sus pun­tos fuer­tes. For­ma par­te del mis­mo gru­po que el ho­tel Ga­le­rías de San­tia­go, un clá­si­co que ha­ce de su cén­tri­ca po­si­ción su me­jor ba­za. Pla­za de Ar­mas, 286. San­ta Cruz. Va­lle de Col­cha­gua. Tel.: (+56) 72-209-600

CO­MO UN PAR­QUE TE­MÁ­TI­CO

El ho­tel San­ta Cruz dis­po­ne de al­go pa­re­ci­do a una ex­ten­sión del mis­mo en unas vi­ñas del va­lle de Lo­lol. Con­ce­bi­da con una fun­ción pe­da­gó­gi­ca y de en­tre­te­ni­mien­to, an­tes que co­mo una bo­de­ga tra­di­cio­nal, in­clu­yen un pe­que­ño te­le­fé­ri­co, re­crea­cio­nes de la for­ma de vida de las et­nias aimara y ma­pu­che, un ob­ser­va­to­rio, e in­clu­so un museo de au­tos en el que se pue­de ver des­de el co­che oficial de Pi­no­chet al De­lo­rean de la se­rie Re­gre­so

al fu­tu­ro. Fun­do el Pe­ral, s/n. Lo­lol. Va­lle del Col­cha­gua. Tel.: (+56) 26-375-330

VAN­GUAR­DIA CLÁ­SI­CA

Quien vi­si­ta las bo­de­gas Mon­tes, se en­cuen­tra con una de esas gran­des es­truc­tu­ras mo­der­nas a las que nos tie­ne acos­tum­bra­da La Rio­ja o el So­mon­tano. Es­ta ima­gen de van­guar­dia tie­ne su ré­pli­ca en el es­ti­lo de co­mer­cia­li­za­ción, pe­ro no en el pro­ce­so, que re­sul­ta de lo más tra­di­cio­nal. Fun­da­da en el año 1987, Mon­tes se ha la­bra­do una fa­ma me­re­ci­da gra­cias a sus pro­duc­tos

pre­mium, en­tre los que des­ta­ca el es­pec­ta­cu­lar Pur­ple An­gel (car­mé­nè­re con un to­que de pe­tit ver­dot), el Mon­tes Alp­ha M o el Mon­tes Folly.

VER­DA­DES EN BO­TE­LLAS

Otra bo­de­ga que hay que te­ner en cuen­ta en la ru­ta del vino chi­leno es la Mont­gras, cer­ca de la lo­ca­li­dad de Pal­mi­lla. Con el as­pec­to de una clá­si­ca ha­cien­da, Mont­gras mues­tra por fue­ra lo que ofre­ce por den­tro: ca­li­dad y for­mas a la an­ti­gua usan­za. Sus pro­duc­tos se han dis­tin­gui­do con di­ver­sos premios in­ter­na­cio­na­les, y la Uni­ver­si­dad de Har­vard la ha con­ver­ti­do en cen­tro de un es­tu­dio de ca­so de éxi­to de una vi­ña chi­le­na. Si cae en sus ma­nos una bo­te­lla de su in­tere­san­te char­don­nay re­ser­va, un car­mé­nè­re de Gras o un ele­gan­te sy­rah An­tu Nin­quén, cóm­pre­la. Ca­mino Is­la de Yá­quil, s/n. Pal­mi­lla, VI Re­gión. Tel.: (+56) 72-822-845

LO ME­JOR DE PE­RÚ, EN CHI­LE

En Col­cha­gua hay di­ver­sos lu­ga­res don­de co­mer, pe­ro uno de los res­tau­ran­tes que de­pa­ra me­jo­res ex­pe­rien­cias al pa­la­dar de su vi­si­tan­te es en reali­dad… un pe­ruano, lla­ma­do La Ca­si­ta de Barreales. Con to­da la am­bien­ta­ción que le da la tí­pi­ca ca­sa ru­ral del hua­so o tra­ba­ja­dor del cam­po chi­leno, tie­ne una car­ta pa­ra chu­par­se los de­dos: pi­queos, pes­ca­dos y ma­ris­cos, arro­ces y so­pas, chi­cha­rro­nes… El ce­vi­che es ex­tra­or­di­na­rio, así co­mo el ají o el lo­mo sal­ta­do. To­do se pre­pa­ra al mo­men­to, así que hay que ir con al­go de tiem­po y te­ner un po­co de pa­cien­cia. Ca­mino a Barreales, s/n. San­ta Cruz. Va­lle de Col­cha­gua. Tel.: (+56) 72-824-468

Y TAM­BIÉN CA­LI­FOR­NIA

Pa­re­ce que to­dos los res­tau­ran­tes de San­ta Cruz bus­can mar­car la di­fe­ren­cia con la co­ci­na tra­di­cio­nal, ya que otra bue­na op­ción pa­ra un al­muer­zo o ce­na es El Vino Be­llo, don­de abun­dan las es­pe­cia­li­da­des ita­lia­nas. De con­cep­ción más mo­der­na que La Ca­si­ta de Barreales, su chef mez­cla sin mie­do los sa­bo­res del gus­to ca­li­for­niano con el to­que ita­liano de sus orí­ge­nes, ya que tra­ba­jó du­ran­te un tiem­po en Es­ta­dos Uni­dos.

ES­PÍ­RI­TU DE COL­CHA­GUA

“La me­di­ci­na es tu ali­men­to, y tu ali­men­to es tu jar­dín”. Es­ta es la fi­lo­so­fía de Cris­tian Ma­rín, ela­bo­ra­dor de los li­co­res Es­pí­ri­tu de Col­cha­gua, en San­ta Cruz. Ma­rín di­fe­ren­cia el aguar­dien­te de los es­pi­ri­tuo­sos por un te­ma de por­cen­ta­je de al­cohol, de ahí el nom­bre de sus bre­ba­jes. En su con­cep­ción del pro­duc­to, se co­nec­ta la pro­pia me­di­ci­na con la des­ti­la­ción, ya que las mis­mas hier­bas que cre­cen en su jar­dín son las que se usan pa­ra las in­fu­sio­nes o pa­ra dar los más va­ria­dos sa­bo­res al al­cohol. Pa­ra vi­si­tar la ca­sa, es re­co­men­da­ble ir al atar­de­cer, sin pri­sas y con ga­nas de char­la. Es­tá a tres man­za­nas del ho­tel San­ta Cruz Pla­za.

Des­de arri­ba y en sen­ti­do de las agu­jas del re­loj, la co­no­ci­da bo­de­ga Mon­tes, que ofre­ce mu­chas vi­si­tas guia­das a los tu­ris­tas; el ho­tel San­ta Cruz en la pla­za de Ar­mas, con su to­que ru­ral; un te­le­fé­ri­co en el com­ple­jo de las vi­ñas del va­lle de Lo­lol, y los li­co­res te­ra­péu­ti­cos Es­pí­ri­tu de Col­cha­gua

Barreales, s/n. San­ta Cruz. Va­lle de Col­cha­gua. VI re­gión, Chi­le. Tel.: (+56) 0985-961-097

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.