No es­ta­mos lo­cos

La Vanguardia - ES - - EN CASA -

El pro­fe­sor Mi­guel Ángel Du­ran sub­ra­ya tam­bién la in­fluen­cia de fac­to­res psi­co­ló­gi­cos en es­te pro­ce­so: “Se ha de­mos­tra­do que hay una se­rie de ras­gos, co­mo por ejem­plo la ten­den­cia a imi­tar el com­por­ta­mien­to de los de­más, aun cuan­do ello con­tra­di­ga la pro­pia in­for­ma­ción. Por otra par­te –aña­de Du­ran–, aun cuan­do po­dría­mos ten­der a pen­sar que las bur­bu­jas son fru­to de un com­por­ta­mien­to irra­cio­nal, hay que re­co­no­cer que pue­de pa­re­cer ra­cio­nal ad­qui­rir un ac­ti­vo cu­yo pre­cio se ha­lla a años luz de su va­lor fun­da­men­tal si se cree que ma­ña­na ese ac­ti­vo se­rá aún más ca­ro”. ¿Las le­yes no ayu­dan al in­ver­sor a re­du­cir los ries­gos? Pa­ra Du­ran, “la ma­la re­gu­la­ción o la fal­ta de ella es cla­ve a la ho­ra de per­mi­tir una bur­bu­ja. Pe­ro, ade­más, se ne­ce­si­ta un mar­co ins­ti­tu­cio­nal que ga­ran­ti­ce el cum­pli­mien­to de la mis­ma”.

24 de oc­tu­bre de 1929: los in­ver­so­res asus­ta­dos, de­lan­te de Wall Street

Im­pre­sión ma­si­va de ye­nes. La fo­to se re­mon­ta al año 1980

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.