EL LEN­GUA­JE COR­PO­RAL Y EL ORAL SON IGUAL DE BÁ­SI­COS EN LA EN­TRE­VIS­TA

La Vanguardia - ES - - EN CASA -

On li­ne, una mo­da­li­dad in­ci­pien­te

La geo­gra­fía ya no es un obs­tácu­lo. Pro­gra­mas co­mo Sky­pe han per­mi­ti­do a las com­pa­ñías ha­cer en­tre­vis­tas con pro­fe­sio­na­les de to­do el mun­do. Es­to am­pli­fi­ca no­to­ria­men­te las po­si­bi­li­da­des de los tra­ba­ja­do­res, que tras­cien­den las opor­tu­ni­da­des de su ciu­dad e in­tro­du­cen su cu­rrí­cu­lum en tie­rras la­bo­ra­les re­mo­tas. Si bien el mé­to­do pre­sen­ta mu­chas ven­ta­jas, tam­bién con­tie­ne las di­fi­cul­ta­des pro­pias de la dis­tan­cia. Ca­ro­li­na Collado, psi­có­lo­ga es­pe­cia­li­za­da en re­cur­sos hu­ma­nos, ad­vier­te so­bre las li­mi­ta­cio­nes: “Sir­ve pa­ra ini­ciar un pro­ce­so, pe­ro de nin­gún mo­do re­em­pla­za a la en­tre­vis­ta per­so­nal, que es im­pres­cin­di­ble pa­ra ce­rrar el con­tra­to. Nun­ca con­tra­ta­ría a una per­so­na só­lo con es­te pro­ce­di­mien­to. Te­ner la per­so­na en­fren­te, ver y leer su len­gua­je cor­po­ral y su pre­sen­cia, es muy im­por­tan­te”. Y, ade­más, “al­go que es­tán lle­van­do a ca­bo va­rias em­pre­sas es con­tra­tar una em­pre­sa ex­ter­na pa­ra des­pe­dir vía on li­ne a sus em­plea­dos”. Es a lo que se de­di­ca Geor­ge Cloo­ney en el fil­me Up in the air. Así, “ya ni los je­fes se ha­cen car­go de ello”, aña­de.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.