¡NUN­CA TE DE­TEN­GAS!

La Vanguardia - ES - - EN FAMILIA -

Siem­pre ten pre­sen­te que la piel se arru­ga, el pe­lo se vuel­ve blan­co, los días se con­vier­ten en años… pe­ro lo im­por­tan­te no cam­bia.

Tu fuer­za y tu con­vic­ción no tie­nen edad.

Tu es­pí­ri­tu es el plu­me­ro de cual­quier te­la de ara­ña.

De­trás de ca­da lí­nea de lle­ga­da, hay una de par­ti­da.

De­trás de ca­da lo­gro, hay otro desafío.

Mien­tras es­tés vi­vo, sién­te­te vi­vo.

Si año­ras lo que ha­cías, vuel­ve a ha­cer­lo.

No vi­vas de fo­tos ama­ri­llas… Si­gue aun­que to­dos es­pe­ren que aban­do­nes.

No de­jes que se oxi­de el hie­rro que hay en ti.

Haz que en vez de lás­ti­ma te ten­gan res­pe­to.

Cuan­do por los años no pue­das co­rrer, tro­ta.

Cuan­do no pue­das tro­tar, ca­mi­na.

Cuan­do no pue­das ca­mi­nar, usa el bas­tón.

¡Pe­ro nun­ca te de­ten­gas! Pa­la­bras de la madre Te­re­sa de Calcuta

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.