CÓ­MO DE­CÍR­SE­LO

La Vanguardia - ES - - EN FAMILIA -

Nun­ca hay que men­tir por mie­do a no ha­cer da­ño a los pe­que­ños

No ali­men­tar fal­sas ex­pec­ta­ti­vas de re­con­ci­lia­ción

Tra­ta a tu ex co­mo te gus­ta­ría que te tra­ta­ran a ti. Los ni­ños apre­cia­rán a la lar­ga la di­plo­ma­cia y el con­trol emo­cio­nal. Cuan­do sean ma­yo­res, res­pe­ta­rán al pa­dre que se mos­tró más cí­vi­co y ra­cio­nal

No pe­dir­le que de­ci­da so­bre asun­tos que no le com­pi­ten. No se pue­de de­le­gar en los hi­jos

Co­men­tar la si­tua­ción con cla­ri­dad, pe­ro sin en­trar en de­ta­lles in­ne­ce­sa­rios

Ha­cer hin­ca­pié en que la re­la­ción afec­ti­va no va a cam­biar. Que los hi­jos siem­pre ten­drán sus pa­dres

No ha­blar mal del otro pro­ge­ni­tor

Pro­cu­rar siem­pre res­pon­der a las pre­gun­tas

Man­te­ner­los al mar­gen de la ne­go­cia­ción de los te­mas de cus­to­dia, pen­sión…

Sub­ra­yar que los cam­bios for­man par­te de la vida y del cre­ci­mien­to

Des­ta­car que la nue­va fór­mu­la de fa­mi­lia tam­bién ten­drá as­pec­tos po­si­ti­vos y que ga­ran­ti­za­rá la paz con­yu­gal

Nun­ca de­cir que na­da va a cam­biar. Ha­brá que acos­tum­brar­se a nue­vas ru­ti­nas, ex­pli­car que van a ser un re­to, una prue­ba, un es­tí­mu­lo…

Nun­ca cul­pa­bi­li­zar a los hi­jos de la rup­tu­ra

No es­pe­rar a te­ner una úni­ca gran dis­cu­sión. La co­mu­ni­ca­ción só­lo es la pri­me­ra par­te del pro­ce­so

Avi­sar a los tu­to­res del co­le­gio, las fa­mi­lias, los ami­gos..., pe­ro siem­pre des­pués

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.