UNA TIE­RRA MUY CO­DI­CIA­DA

La Vanguardia - ES - - EN CASA -

El pue­blo san o bos­qui­mano ha ha­bi­ta­do las tie­rras del Áfri­ca aus­tral des­de ha­ce 20.000 años, co­sa que lo con­vier­te en el más an­ti­guo de la Tie­rra y el más es­tu­dia­do de to­dos los tiem­pos. En los años ochen­ta go­za­ron de cier­ta po­pu­la­ri­dad gra­cias a la pe­lí­cu­la có­mi­ca Los dio­ses de­ben es­tar lo­cos, que no ayu­dó a cam­biar su des­tino; pa­cí­fi­cos por na­tu­ra­le­za, han vis­to co­mo las tie­rras que ha­bi­ta­ban en Tan­za­nia, Ugan­da, Etio­pía o Su­dán se iban re­du­cien­do ca­da vez más. Su úl­ti­mo re­fu­gio es la Re­ser­va de Ca­za del Ka­laha­ri Cen­tral, un co­to que a pe­sar del nom­bre se creó con la idea de con­fi­nar a los san an­tes que a los ani­ma­les. Por des­gra­cia, ni tan só­lo en aquel de­sier­to es­tán tran­qui­los, ya que en el sub­sue­lo de la re­ser­va abun­dan los dia­man­tes, una de las gran­des fuen­tes de ri­que­za de Bot­sua­na. Las ma­yo­res re­ser­vas se lo­ca­li­zan cer­ca de las al­deas de Go­pe y Gu­ga­ma, pe­ro de lo que hay ba­jo tie­rra, a los san del sud­es­te del Ka­laha­ri só­lo les in­tere­san las are­nas que can­tan, un cu­rio­so efec­to so­no­ro se­gún el cual las pi­sa­das so­bre la are­na pro­du­cen una vi­bra­ción que, am­pli­fi­ca­da por las du­nas, se con­vier­ten en un con­cier­to mi­ne­ral. Co­mo es ob­vio, pa­ra ellos tie­nen cier­tas con­no­ta­cio­nes má­gi­cas y es­pi­ri­tua­les.

Otro pe­li­gro se cier­ne aho­ra so­bre los bos­qui­ma­nos –es­pa­ño­li­za­ción de la pa­la­bra in­gle­sa bush­men, hom­bre de los bos­ques, usa­da des­pec­ti­va- men­te por los co­lo­nos–, ya que se ha des­cu­bier­to que mas­ca­ban la fi­bra del cac­tus Hoo­dia gor­do­nii pa­ra anu­lar la sen­sa­ción de ham­bre en las eter­nas par­ti­das de ca­za. Es­ta plan­ta tar­da años en cre­cer, pe­ro con­tie­ne una mo­lé­cu­la úni­ca, la P57, que sin efec­tos se­cun­da­rios y de for­ma na­tu­ral, en­ga­ña el ham­bre y pre­vie­ne la obesidad. Por el bien de los san, que las far­ma­céu­ti­cas en­cuen­tren la ma­ne­ra de re­pro­du­cir­la en un la­bo­ra­to­rio.

A la de­re­cha, un pai­sa­je ca­rac­te­rís­ti­co de la zo­na, muy ro­co­so y con un thorn­tree en pri­mer plano Aba­jo, más de­sier­to, que lle­ga a ocu­par un 85% de la su­per­fí­cie de Bot­sua­na Ba­jo es­tas lí­neas, un bos­qui­mano cor­ta un cac­tus

Hoo­dia pa­ra mi­ti­gar la sen­sa­ción de ham­bre

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.