TE­NER PLA­NES ES TE­NER ILU­SIO­NES Y ESO VA­LE GA­NAR­SE UN FU­TU­RO

La Vanguardia - ES - - NOVAMÁS -

Una de las cla­ves pa­ra ini­ciar un nue­vo ca­mino en nues­tras vi­das es­tá en la res­pi­ra­ción. Res­pi­rar bien pue­de ac­tuar en nues­tro or­ga­nis­mo co­mo un tran­qui­li­zan­te, pro­por­cio­nar­nos se­re­ni­dad. “Cuan­do es­ta­mos ten­sos, se ac­ti­va una par­te del sis­te­ma ner­vio­so que se de­no­mi­na sim­pá­ti­co. La ac­ti­va­ción de es­te sis­te­ma pue­de ser muy útil en cier­tas si­tua­cio­nes, por ejem­plo cuan­do nos ata­ca un animal pe­li­gro­so. Sin em­bar­go, pue­de ser muy con­tra­pro­du­cen­te si va­mos a vi­si­tar a un clien­te o nos que­re­mos dor­mir pa­ra des­can­sar des­pués de un día ago­ta­dor. La res­pi­ra­ción len­ta y pro­fun­da, uti­li­zan­do fun­da­men­tal­men­te el múscu­lo dia­frag­ma, ac­ti­va el sis­te­ma ner­vio­so pa­ra­sim­pá­ti­co. Es­te sis­te­ma, al ac­ti­var­se, se acom­pa­ña de una des­ac­ti­va­ción del sis­te­ma ner­vio­so sim­pá­ti­co. Por eso es­te ti­po de res­pi­ra­ción se les en­se­ña a los en­fer­mos an­tes de en­trar en qui­ró­fano, a las mu­je­res que van a dar a luz y lo prac­ti­can des­de ac­to­res has­ta pi­lo­tos de ca­za”, des­cri­be el mé­di­co y ci­ru­jano Mario Alon­so Puig. Una de las me­jo­res téc­ni­cas pa­ra apren­der la de­no­mi­na­da res­pi­ra­ción dia­frag­má­ti­ca, la que me­nos so­le­mos uti­li­zar en nues­tra vida dia­ria, es el yo­ga. Si lo­gra­mos res­pi­rar con el dia­frag­ma, la can­ti­dad de ai­re que pe­ne­tra­rá en nues­tros pul­mo­nes con ca­da ins­pi­ra­ción-es­pi­ra­ción se­rá tres ve­ces superior a la que ob­ten­dre­mos con la res­pi­ra­ción to­rá­ci­ca. Y eso su­pon­drá re­ga­lar­le al ce­re­bro, y a nues­tra vida, una ma­yor sen­sa­ción de calma y tran­qui­li­dad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.