Días de cam­bio (o no)

La Vanguardia - ES - - ED - Fè­lix Ba­dia Sub­di­rec­tor Es-

Al­gu­nos han en­tra­do ya y otros lo van a ha­cer en bre­ve. Es, pa­ra los que dis­fru­tan de la suer­te de te­ner­las, el pe­rio­do de va­ca­cio­nes, un mo­men­to ex­cep­cio­nal del año, un pa­rén­te­sis en el que al­gu­nos es­pe­ran to­mar de­ci­sio­nes. De esos úl­ti­mos ha­bla­mos es­te fin de se­ma­na en el ES, de los que es­pe­ran es­te mo­men­to pa­ra pro­po­ner­se y em­pe­zar a rea­li­zar un cam­bio en su vida. Una de­ci­sión que pue­de ser de lo más sim­ple –cam­biar los mue­bles o em­pe­zar un cur­so– a lo más com­ple­jo –ter­mi­nar con una re­la­ción de pa­re­ja u op­tar a una nue­va ca­rre­ra pro­fe­sio­nal–. El pro­ble­ma que se plan­tea, sin em­bar­go, es si, en reali­dad, es es­te el mo­men­to más in­di­ca­do pa­ra lle­var a la prác­ti­ca es­tos cam­bios. La ex­cep­cio­na­li­dad de las va­ca­cio­nes ha­ce que sea un pe­rio­do pro­pi­cio pa­ra rea­li­zar es­te ti­po de re­fle­xio­nes, pe­ro, a la vez, esa mis­ma ex­cep­cio­na­li­dad pue­de lle­var­nos a diag­nós­ti­cos equi­vo- ca­dos so­bre nues­tra si­tua­ción per­so­nal. Es bien sa­bi­do, por ejem­plo, que du­ran­te es­tos me­ses, y so­bre to­do al re­gre­so al tra­ba­jo, es el mo­men­to del año en que se pro­du­cen más rup­tu­ras matrimoniales. Pro­ba­ble­men­te, pa­ra la ma­yo­ría hay ra­zo­nes bien fun­da­men­ta­das, pe­ro po­si­ble­men­te al­gu­nas obe­dez­can jus­ta­men­te a la ex­cep­cio­na­li­dad del mo­men­to. Así pues, ¿el ve­rano es real­men­te un buen mo­men­to pa­ra cam­biar?

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.