VA­CA­CIO­NES CON TIEM­POS MUER­TOS

La Vanguardia - ES - - ED -

La ilu­sión que des­pier­tan las va­ca­cio­nes lle­va a mu­chas per­so­nas a so­bre­car­gar­las de pla­nes y pro­pó­si­tos. Pa­ra unos son ru­tas culturales, pa­ra otros en­cuen­tros fa­mi­lia­res y con ami­gos… “El re­sul­ta­do, con fre­cuen­cia, es que se so­bre­car­gan los ho­ra­rios y las ex­pec­ta­ti­vas de es­tar me­jor, y si lue­go sur­ge cual­quier con­tra­tiem­po que no per­mi­te rea­li­zar tan­ta ac­ti­vi­dad, uno se frus­tra el do­ble. Por eso con­vie­ne de­jar tiem­pos muer­tos, que son muy bue­nos pa­ra pen­sar y tam­bién sir­ven pa­ra afron­tar im­pre­vis­tos”, co­men­ta la psi­co­pe­da­go­ga Ma­ría Lui­sa Re­ga­de­ra. Su re­co­men­da­ción es pen­sar bien de cuán­to tiem­po se dis­po­ne, en qué quie­re em­plear­se y ha­cer una bue­na pla­ni­fi­ca­ción “pa­ra que no se aca­ben las va­ca­cio­nes y uno se que­de con la sen­sa­ción de que no ha he­cho na­da por­que no ha he­cho lo que en reali­dad que­ría ha­cer, ya sea por­que es­ta­ba con­fun­di­do o por­que no lo pla­ni­fi­có”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.