La pa­re­ja co­mo con­cep­to

La Vanguardia - ES - - EN FAMILIA -

Al di­fí­cil equi­li­brio en­tre amor y de­pen­den­cia, se su­ma có­mo se con­cep­tua­li­za la re­la­ción de pa­re­ja. Los ex­per­tos co­men­tan que de­fi­nir la pa­re­ja co­mo ex­clu­si­va y úni­ca pue­de fo­men­tar y po­ten­ciar de al­gu­na ma­ne­ra una re­la­ción de­pen­dien­te. En es­to más o me­nos es­tán de acuer­do. De igual ma­ne­ra es­tán de acuer­do en que no só­lo las pa­re­jas es­tán en cri­sis, sino la pro­pia con­cep­ción de la pa­re­ja, su fun­da­men­to. En lo que no coin­ci­den es si eso im­pli­ca que la pa­re­ja mo­no­gá­mi­ca ha per­di­do su razón de ser des­de el mis­mo mo­men­to en que se apues­ta por la au­to­su­fi­cien­cia emo­cio­nal y ma­te­rial. “El ori­gen de la pa­re­ja mo­no­gá­mi­ca pro­vie­ne de la ne­ce­si­dad de crear una cé­lu­la so­cial es­ta­ble y con con­ti­nui­dad a tra­vés de los hi­jos, la fa­mi­lia, ca­paz de sa­tis­fa­cer las ne­ce­si­da­des eco­nó­mi­cas, afec­ti­vas y pro­crea­ti­vas de la es­pe­cie hu­ma­na”, ex­pli­ca Ma­nuel Vi­lle­gas. Es­te ex­per­to se­ña­la que só­lo en so­cie­da­des tri­ba­les pe­que­ñas, don­de la fa­mi­lia es la tri­bu, im­por­ta po­co la mo­no­ga­mia. “Es­tas so­cie­da­des sue­len ser de es­truc­tu­ra ma­tri­li­neal, ba­sa­da en re­la­cio­nes de po­lian­dria”. Tam­bién co­men­ta que en la ma­yo­ría de cul­tu­ras hay una cier­ta acep­ta­ción de la po­li­ga­mia, aun­que sue­le es­tar re­ser­va­da a las per­so­nas con gran ca­pa­ci­dad eco­nó­mi­ca. Por úl­ti­mo des­ta­ca que en las so­cie­da­des mo­no­gá­mi­cas, “con fre­cuen­cia han exis­ti­do re­la­cio­nes ex­tra­con­yu­ga­les pa­ra­le­las, re­co­no­ci­das o no, en for­ma de adul­te­rio o de in­fi­de­li­dad con aman­tes más o me­nos oca­sio­na­les”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.