Re­me­dios

La Vanguardia - ES - - ED - Álex Ro­drí­guez Di­rec­tor Es-

Vi­vir lo que uno ha vi­vi­do, que no es mu­cho pe­ro tam­po­co po­co, pa­ra dar­se cuen­ta a es­tas al­tu­ras de que un re­me­dio ca­se­ro es ca­se­ro pe­ro no es re­me­dio, es un po­co de­pri­men­te. Uno pen­sa­ba, por ejem­plo, que un buen re­me­dio pa­ra una pi­ca­du­ra de avis­pa era apli­car ba­rro so­bre la zo­na afec­ta­da. Pues no. Los gér­me­nes que lle­va el ba­rro pue­den pro­vo­car in­fec­cio­nes en la le­sión cu­tá­nea que ha cau­sa­do el in­sec­to. Los ex­per­tos acon­se­jan lim­piar la zo­na con agua y ja­bón y ali­viar el do­lor apli­can­do un cu­bi­to de hie­lo cu­bier­to con un tro­zo de te­la du­ran­te unos diez mi­nu­tos. Es una de las quin­ce cu­ras de pri­me­ros au­xi­lios que no cu­ran que nos des­cu­bre May­te Rius. Otra: al­zar la ca­be­za an­te una he­mo­rra­gia na­sal no la cor­ta. Hay que ha­cer to­do lo con­tra­rio: echar la ca­be­za ha­cia de­lan­te y com­pri­mir las fo­sas na­sa­les. Son só­lo dos de los ejem­plos de las prác­ti­cas do­més­ti­cas que no fun­cio­nan. Las tre­ce res­tan­tes pa­sen y leán­las en las pá­gi­nas in­te­rio­res del pri­mer ES de agos­to. Bueno, les van a fal­tar só­lo do­ce. Por­que si tie­nen aci­dez o do­lor de es­tó­ma­go, es del to­do des­acon­se­ja­ble to­mar bi­car­bo­na­to, co­mo ha­cían nues­tros pa­dres. Es peor: el bi­car­bo­na­to se ab­sor­be y pue­de oca­sio­nar pro­ble­mas de equi­li­brio hi­dro­elec­tro­lí­ti­co que re­per­cu­ten en tras­tor­nos car­dia­cos o neu­ro­na­les. Re­me­dios.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.