PIO­NE­ROS

La Vanguardia - ES - - EN FORMA - HE­RÓ­DO­TO (si­glo V. a.C.)

Un re­pa­so a los gran­des viajeros de la his­to­ria y sus ha­za­ñas in­com­pa­ra­bles, des­de He­ró­do­to has­ta las na­ves es­pa­cia­les no tri­pu­la­das

Uno de los pri­me­ros via­jes del gran ex­plo­ra­dor grie­go fue, cu­rio­sa­men­te, por obli­ga­ción. Lo en­via­ron al exi­lio por cons­pi­rar con­tra Lig­da­mis, el ti­rano de Ha­li­car­na­so, actual puer­to tur­co de Bo­drum, don­de na­ció He­ró­do­to en torno al año 484 a.C. Una vez des­te­rra­do em­pren­dió lar­gos via­jes por ca­si to­do el Orien­te Pró­xi­mo, en ple­na épo­ca do­ra­da de Gre­cia. Re­co­gió to­das sus vi­ven­cias en los nue­ve li­bros que com­po­nen su obra His­to­rias y que le va­lió el so­bre­nom­bre de Pa­dre de la his­to­ria. Plu­tar­co, sin em­bar­go, le acu­só de ser el Pa­dre de las men­ti­ras. Ade­más de ser el pri­mer au­tor de un li­bro de via­jes, He­ró­do­to des­ta­có co­mo his­to­ria­dor, geó­gra­fo, an­tro­pó­lo­go y pe­rio­dis­ta. En sus li­bros cuen­ta lo que vio en tie­rras le­ja­nas así co­mo tes­ti­mo­nios que re­co­gió so­bre esas cul­tu­ras. Se en­tre­la­zan re­fle­xio­nes po­lí­ti­cas, fi­lo­só­fi­cas y geo­grá­fi­cas, pe­ro los re­la­tos es­tán sal­pi­ca­dos de se­xo, crí­me­nes y mi­tos, por los que Plu­tar­co le acu­sa­ba de sen­sa­cio­na­lis­ta. No obs­tan­te, pa­ra Ar­tu­ro Ar­nal­te, his­to­ria­dor y au­tor del li­bro Gran­des viajeros que cam­bia­ron la his­to­ria (ES edi­cio­nes), la obra de He­ró­do­to es el pa­ra­dig­ma de la cu­rio­si­dad. “Esa ex­po­si­ción pro­lon­ga­da a otros mun­dos in­tro­du­jo la se­mi­lla que de­fi­nió la cul­tu­ra grie­ga y que cons­ti­tu­ye su ma­yor le­ga­do: la cul­tu­ra de la du­da”. El ma­pa tra­za­do por He­ró­do­to, des­de el Da­nu­bio has­ta el Ni­lo y des­de Ibe­ria has­ta In­dia, si­guió cons­ti­tu­yen­do los lí­mi­tes del mun­do co­no­ci­do has­ta mil años más tar­de, cuan­do ca­yó el im­pe­rio ro­mano. Su ma­yor preo­cu­pa­ción fue de­jar cons­tan­cia de la reali­dad que le ro­dea­ba, y lo con­fe­só en la pri­me­ra lí­nea de su obra: “He­ró­do­to de Ha­li­car­na­so ex­po­ne aquí su in­ves­ti­ga­ción, de mo­do que los lo­gros hu­ma­nos no se pier­dan en el tiem­po....”.

Arri­ba, un ma­pa de sir Percy Sy­kes que re­pro­du­ce las ex­plo­ra­cio­nes de He­ró­do­to (de­re­cha)

A la iz­quier­da, un ma­nus­cri­to ilus­tra­do que re­co­ge uno de los dis­cur­sos del fi­ló­so­fo y ex­plo­ra­dor grie­go

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.