NEIL ARMS­TRONG

(1930-2012)

La Vanguardia - ES - - PORTADA -

Des­de la Lu­na Neil Arms­trong mi­ró su pla­ne­ta, y con só­lo le­van­tar el pulgar pu­do ocul­tar la Tie­rra. Se sin­tió muy pe­que­ño. El pri­mer hom­bre en pi­sar la Lu­na nun­ca se sin­tió có­mo­do con la au­reo­la de héroe ame­ri­cano que le to­có car­gar has­ta el 25 de agos­to de 2012, cuan­do mu­rió a los 82 años. “Da­ría la Lu­na por re­co­brar mi ano­ni­ma­to”, lle­gó a de­cir. Al­go im­po­si­ble, tras la ges­ta con­se­gui­da el 20 de ju­lio de 1969, con­quis­tar el úni­co sa­té­li­te na­tu­ral de la Tie­rra. El ni­ño que se crió en una gran­ja de Ohio tu­vo cla­ro que que­ría vo­lar des­de que, con seis años, mon­tó por pri­me­ra vez en un pe­que­ño avión de hé­li­ce. De he­cho, Arms­trong ob­tu­vo la li­cen­cia de vo­lar a los 16, an­tes que el car­né de con­du­cir. Más tar­de se gra­duó en in­ge­nie­ría ae­ro­náu­ti­ca, y com­ba­tió en Co­rea. Pe­ro sus años do­ra­dos lle­ga­rían en los se­sen­ta. El 12 de abril de 1961 el ru­so Yu­ri Gagarin se con­vir­tió en el pri­mer hom­bre que fue en­via­do al es­pa­cio, y en­ton­ces co­men­zó la ca­rre­ra a la Lu­na en­tre so­vié­ti­cos y es­ta­dou­ni­den­ses. El mis­mo abril, Ken­nedy pu­so en mar­cha la mi­sión lu­nar que cul­mi­na­ría ocho años más tar­de. La na­ve Apo­lo XI des­pe­gó de Ca­bo Ken­nedy (Flo­ri­da), rum­bo a la Lu­na, el 16 de ju­lio de 1969 con tres as­tro­nau­tas a bor­do: Arms­trong, Buzz Al­drin y Mi­chael Co­llins. Al cuar­to día Arms­trong y Al­drin alu­ni­za­ron den­tro del mó­du­lo lu­nar Ea­gle, mien­tras Co­llins que­dó en la na­ve gi­ran­do en­torno a la Lu­na. Fue el úni­co de la mi­sión que, es­tan­do tan cer­ca, no pu­do pi­sar­la, pe­ro du­ran­te las ho­ras en las que so­bre­vo­ló el sa­té­li­te pu­do ex­pe­ri­men­tar una sen­sa­ción de di­vi­ni­dad. “Me sen­tía co­mo un dios grie­go en su ca­rro de fuego”, di­jo. En­tre tan­to, Arms­trong pro­nun­ció la me­mo­ra­ble fra­se: “Es un pe­que­ño pa­so pa­ra el hom­bre, pe­ro un gran sal­to pa­ra la hu­ma­ni­dad”. En reali­dad, “te­nía que ha­ber di­cho pa­ra un hom­bre, que es lo que lle­va­ba es­cri­to”, cuen­ta Jos Mar­tin en el li­bro Gran­des ex­plo­ra­do­res (BBVA). “Sin dar­se cuen­ta, ha­bía me­jo­ra­do la fra­se. La ha­bía uni­ver­sa­li­za­do”. Aquel fue su úl­ti­mo vue­lo es­pa­cial. Tras ser re­ci­bi­do y con­de­co­ra­do co­mo héroe, qui­so te­ner una vida más tran­qui­la co­mo pro­fe­sor de In­ge­nie­ría en la Uni­ver­si­dad de Cin­cin­na­ti.

La hue­lla más fa­mo­sa de la his­to­ria, los as­tro­nau­tas del Apo­lo ba­jan­do del mó­du­lo de ate­rri­za­je y Arms­trong tras un vue­lo de prue­ba a bor­do de un X-15

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.