Ale­ma­nes

La Vanguardia - ES - - EN FAMILIA -

Exis­te la idea di­fun­di­da de que los ale­ma­nes no tie­nen sen­ti­do del hu­mor. Co­mo cu­rio­si­dad, una in­ves­ti­ga­ción mé­di­co-an­tro­po­ló­gi­ca de­tec­tó que en ese país hay el ma­yor número de per­so­nas que su­fren una pa­to­lo­gía que les im­pi­de reír­se (por de­lan­te de aus­tria­cos y sui­zos) En reali­dad, sí que hay hu­mor. En los tiem­pos de la Ale­ma­nia del Es­te ha­bía so­bre to­do sá­ti­ra po­lí­ti­ca. Hay que des­ta­car tam­bién la gran tra­di­ción que tie­ne el ca­ba­ret, con su mez­cla de tea­tro y can­cio­nes. El hu­mor se con­si­de­ra co­mo una es­tra­te­gia de hi­gie­ne po­lí­ti­ca pa­ra bur­lar­se de los po­de­ro­sos.

El ca­ba­ret Dis­tel, el más fa­mo­so de Ber­lín Es­te

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.