ALI­MEN­TAR­SE A GRA­NEL

Com­prar a pe­so se im­po­ne. Y no es un mo­vi­mien­to ex­clu­si­vo de los mo­der­nos que si­guen las ten­den­cias, sino que es una ac­ti­tud eco­ló­gi­ca y, si se ha­ce bien, eco­nó­mi­ca

La Vanguardia - ES - - NEWS -

Es eco­ló­gi­co, es eco­nó­mi­co, es­tá de mo­da y es sa­lu­da­ble. Com­prar se­gún pe­so es lo úl­ti­mo. Fru­ta, ver­du­ra, ca­fé, ha­ri­na...to­do se mi­de

Tex­to Margarita Puig Fo­tos Ser­gi A. Ba­dia Com­prar ali­men­tos (y be­bi­das) con me­di­da y a me­di­da, es de­cir, a gra­nel, se es­tá im­po­nien­do co­mo ten­den­cia. Pe­ro no es una evo­lu­ción que lle­gue a cau­sa de los ca­pri­cho­sos dic­ta­dos de la mo­da, sino una fór­mu­la que avan­za co­mo vía de aho­rro de to­do, de di­ne­ro, de ener­gía, de tiem­po… ¡y de re­si­duos y de ba­su­ra! Bas­te só­lo con pen­sar en el em­ba­la­je. Es­ta nue­va y eco­ló­gi­ca fór­mu­la (que más que nue­va es re­cu­pe­ra­da: an­tes de la in­cur­sión de los su­per­mer­ca­dos y la ge­ne­ra­li­za­ción de los pro­duc­tos en­va­sa­dos no ha­bía otra) tie­ne mu­chas ven­ta­jas, y po­cas y cues­tio­na­bles des­ven­ta­jas. Si se ha­ce de for­ma in­te­li­gen­te, se sale ga­nan­do. Pe­ro si se plan­tean las com­pras sin nin­gu­na es­tra­te­gia más allá del im­pul­so, pue­de ser con­tra­pro­du­cen­te.

¿Es real­men­te más ca­ro? ¿O son leyendas ur­ba­nas? Lo que es cier­to es que el pre­cio de gran­des can­ti­da­des de ali­men­tos sue­le aba­ra­tar el pro­duc­to si se com­pa­ra con la com­pra in­di­vi­dual. La idea se­ría ver qué ali­men­tos se van a ad­qui­rir y ha­cer la com­pra te­nien­do en cuen­ta que al­gu­nos, co­mo pue­den ser los fi­deos, los fru­tos se­cos, el azú­car y la sal, el té y el ca­fé o los ce­rea­les, tie­nen una vida muy lar­ga (la más lar­ga es la del arroz, que sin abrir el sa­co du­ra un año y una vez abier­to en­tre 90 y 120 días). De es­ta ma­ne­ra, pue­de ha­cer­se una com­pra cen­tra­da en el vo­lu­men y guar­dar­la du­ran­te tiem­po. Aquí es don­de la op­ción del gra­nel en­tra en jue­go. Quie­nes es­tán acos­tum­bra­dos a com­prar ali­men­tos a pe­so con­si­de­ran que el se­cre­to pa­ra fa­ci­li­tar su

ES­TE TI­PO DE CON­SU­MO SU­PO­NE UNA DRÁS­TI­CA RE­DUC­CIÓN DE RE­SI­DUOS PA­RE­CÍA QUE ES­TE TI­PO DE VEN­TA ERA RE­SI­DUAL Y AHO­RA ES TEN­DEN­CIA

pos­te­rior uso ra­di­ca, una vez ad­qui­ri­dos, en dis­tri­buir­los en las por­cio­nes exac­tas que se re­quie­ren. Es­to es útil y prác­ti­co en el día a día y tam­bién pa­ra con­tro­lar lo que que­da en al­ma­cén (se pue­de ha­cer en pe­que­ñas bol­sas de plás­ti­co). ¿Qué se pue­de com­prar a gra­nel? Por su­pues­to, la fru­ta y las ver­du­ras. Pe­ro tam­bién los fru­tos se­cos, el ca­fé y el té, el azú­car y la sal, las ha­ri­nas, las se­mi­llas, las le­gum­bres, la le­che, el vino… To­do pue­de ser des­pro­vis­to del pro­ce­sa­do ha­bi­tual de la ca­de­na de dis­tri­bu­ción pa­ra re­cu­pe­rar en los co­mer­cios el for­ma­to de ca­jas, sa­cos… en de­fi­ni­ti­va, a gra­nel. Co­mo en los ul­tra­ma­ri­nos que mu­chos aún re­cuer­dan de su in­fan­cia. Hay tien­das que se han de­di­ca­do a es­to to­da la vida. Y que han sa­bi­do aguan­tar sin

EN FA­MI­LIA

En An­ti­gua Ca­sa To­rras ven­den las ha­ri­nas, las le­gum­bres, el azú­car... to­do a pe­so des­de 1940

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.