LA VER­DAD EN EL CA­LA­BO­ZO

La Vanguardia - ES - - EN FAMILIA -

Cuen­ta una his­to­ria in­dia que ha­bía una prin­ce­sa que es­ta­ba lo­ca­men­te enamo­ra­da del ca­pi­tán de su guar­dia, y no al­ber­ga­ba otro de­seo que el de ca­sar­se con él. Tras su in­sis­ten­cia, su sa­bio pa­dre le di­jo: -Hi­ja mía, os voy a en­ce­rrar en una ha­bi­ta­ción du­ran­te cua­ren­ta días y cua­ren­ta no­ches. Si al fi­nal de ese tiem­po se­guís que­rien­do ca­sa­ros, es que es­táis pre­pa­ra­dos. La prin­ce­sa acep­tó. Los pri­me­ros días re­sul­ta­ron muy sa­tis­fac­to­rios, pe­ro tras la ex­ci­ta­ción y la eu­fo­ria lle­gó la ru­ti­na y el abu­rri­mien­to. A los po­cos días, la prin­ce­sa sus­pi­ra­ba por otra com­pa­ñía. A las tres se­ma­nas es­ta­ba tan har­ta de él, que pe­día a gri­tos que la li­be­ra­ran. Cuan­do al fi­nal sa­lió, se echó en bra­zos de su pa­dre y le pi­dió que le ha­bla­ra so­bre el ma­tri­mo­nio. -Los poe­tas de nues­tro reino di­cen así: “De­jad que en vues­tra unión crez­can los es­pa­cios. Amaos el uno al otro, mas no ha­gáis del amor una pri­sión. Lle­naos mu­tua­men­te las co­pas, pe­ro no be­báis de la mis­ma. Y per­ma­ne­ced jun­tos, pe­ro no de­ma­sia­do jun­tos, pues ni el ro­ble ni el ci­prés cre­cen uno a la som­bra del otro”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.