For­ma

La Vanguardia - ES - - EN FORMA -

To­dos te­ne­mos co­les­te­rol. To­dos. Bá­si­ca­men­te por­que se tra­ta de un ti­po de lí­pi­do (gra­sas na­tu­ra­les) fun­da­men­tal que se en­cuen­tra en to­dos y ca­da uno de los se­res vi­vos, y que tam­bién for­ma par­te de las mem­bra­nas de to­das y ca­da una de las cé­lu­las. Ese lí­pi­do, que se en­cuen­tra en ma­yor con­cen­tra­ción en cier­tas zo­nas (hí­ga­do, te­ji­do gra­so, pán­creas, su­pra­rre­na­les, tes­tícu­los, ova­rios, mé­du­la ósea), es­tá in­clu­so pre­sen­te en la san­gre, y tie­ne un pa­pel im­por­tan­te en las hormonas. Es de­cir, es­tá en to­das par­tes de nues­tro or­ga­nis­mo. En­ton­ces, ¿cuál es el pro­ble­ma? ¿Cuán­do el co­les­te­rol se con­vier­te en un enemi­go de la sa­lud? El an­gió­lo­go Nor­ber­to Galindo-Pla­nas de­ta­lla que hay dos ti­pos, el LDL y el HDL. El pri­me­ro, LDL ( low den­sity li­po­pro­tein / li­po­pro­teí­nas de ba­ja den­si­dad): es el co­no­ci­do co­lo­quial­men­te co­mo co­les­te­rol ma­lo, es de­cir, “el que se de­po­si­ta en la pa­red de las ar­te­rias” y pue­de pro­vo­car su obs­truc­ción. Y el HDL ( higth den­sity li­po­pro­tein / li­po­pro­teí­nas de al­ta den­si­dad), o co­les­te­rol bueno, es el que tie­ne una fun­ción pro­tec­to­ra con­sis­ten­te en evi­tar el ma­lo al hí­ga­do pa­ra que sea me­ta­bo­li­za­do y eli­mi­na­do. Tal co­mo ad­vier­te Ge­rar­do Ma­que­da, car­dió­lo­go de Qui­rón De­xeus, “en reali­dad en el cuer­po hay tan­to uno co­mo el otro; los ni­ve­les ele­va­dos de co­les­te­rol ma­lo son los que se aso­cian a ma­yor ries­go de en­fer­me­dad co­ro­na­ria”. ¿Có­mo con­tro­lar ese co­les­te­rol ma­lo? Jor­ge Moi­sés, es­pe­cia­lis­ta en me­di­ci­na in­ter­na del cen­tro mé­di­co Tek­non, ex­pli­ca que es tan fá­cil co­mo se­guir “la die­ta me­di­te­rrá­nea, idó­nea por­que su apor­te de gra­sas pro­vie­ne fun­da­men­tal­men­te de los áci­dos gra­sos mo­no­in­sa­tu­ra­dos y po­li­in­sa­tu­ra­dos pre­sen­tes en el pes­ca­do y los acei­tes de oli­va. Tam­bién es im­por­tan­te el con­su­mo dia­rio de pas­ta, pan, ve­ge­ta­les, le­gum­bres, ce­rea­les, ver­du­ras, hor­ta­li­zas y fru­tas. Le­che des­na­ta­da, acei­te de oli­va vir­gen, así co­mo li­mi­tar a un con­su­mo mo­de­ra­do (2-3 ve­ces se­ma­na) la le­che en­te­ra, que­sos gra­sos, hue­vos, fru­tos se­cos y aves y só­lo co­mer de for­ma es­po­rá­di­ca las car­nes ro­jas y re­pos­te­ría”. Es­te es­pe­cia­lis­ta aña­de que tam­bién es im­por­tan­te se­guir “un pro­gra­ma de ac­ti­vi­dad de­por­ti­va ae­ró­bi­ca (ca­mi­nar, co­rrer, ciclismo, na­ta­ción) de ma­ne­ra re­gu­lar, al me­nos 20 mi­nu­tos dia­rios cin­co ve­ces por se­ma­na”. Re­cuer­da que si a pe­sar de los há­bi­tos car­dio­sa­lu­da­bles no se con­si­guen con­tro­lar los ni­ve­les de co­les­te­rol, “el mé­di­co de­be­rá de­ci­dir el mo­men­to de ini­ciar el tra­ta­mien­to far­ma­co­ló­gi­co, con un se­gui­mien­to pa­ra va­lo­rar la res­pues­ta al fár­ma­co y evi­tar los po­si­bles efec­tos se­cun­da­rios”. La Or­ga­ni­za­ción Mun­dial de la Sa­lud (OMS) re­co­mien­da que se ha­ga una die­ta pau­ta­da y con­tro­la­da du­ran­te un año an­tes de em­pe­zar a to­mar fár­ma­cos. Tras los ex­ce­sos de los me­ses de ve­rano es im­por­tan­te po­ner­se al día. Y es­tu­diar có­mo es­tá el or­ga­nis­mo pa­ra evi­tar sus­tos. “El co­les­te­rol ele­va­do es un fac­tor de ries­go ma­yor pa­ra el desa­rro­llo de en­fer­me­da­des car­dio­vas­cu­la­res (ate­roes­cle­ro­sis), ya que se pro­du­cen de­pó­si­tos del mis­mo en las ar­te­rias y de es­ta ma­ne­ra pro­du­cen al­te­ra­cio­nes en la irri­ga­ción de los ór­ga­nos”, ex­pli­ca Ma­que­da. ¿Los sín­to­mas? Pues de­pen­den del ór­gano afec­ta­do. Pe­ro pue­den lle­gar a ser gra­ví­si­mos. “Por ejem­plo, pue­de pro­du­cir in­far­to de co­ra­zón, ic­tus o en­fer­me­dad vas­cu­lar ce­re­bral, o en­fer­me­dad en las ar­te­rias de los miem­bros in­fe­rio­res”, ad­vier­te Ma­que­da. Lo im­por­tan­te es de­tec­tar­lo. Una sim­ple ana­lí­ti­ca, re­cuer­da Nor­ber­to Galindo-Pla­nas, bas­ta. Pe­ro in­clu­so con una so­la go­ta de san­gre se pue­de de­ter­mi­nar si el ni­vel es de­ma­sia­do al­to. Aun­que

mu­chos lo aso­cian con la edad, las pla­cas de co­les­te­rol co­mien­zan a ges­tar­se en los años de la ado­les­cen­cia. “Los fac­to­res de ries­go pue­den ser ina­mo­vi­bles, la edad y se­xo, pe­ro tam­bién hay una lar­ga lis­ta de as­pec­tos que sí se pue­den cam­biar, cuidar y pre­ve­nir co­mo la hi­per­ten­sión, se­den­ta­ris­mo, dia­be­tes, ta­ba­quis­mo, ali­men­ta­ción inapro­pia­da”, ex­pli­ca Galindo-Pla­nas, que re­cuer­da que “los pro­ble­mas reales so­bre­vie­nen a par­tir de los 45 años en el ca­so de los hom­bres y de los 55 por lo que se re­fie­re a las mu­je­res”. En cuan­to a los su­ple­men­tos que tan­to se pu­bli­ci­tan en los úl­ti­mos tiem­pos, Ma­que­da ad­vier­te que “las guías ac­tua­les re­co­mien­dan el au­men­to del con­su­mo de fi­bras, ali­men­tos que con­tie­nen pro­teí­nas de so­ja y su­ple­men­tos de arroz ro­jo. Y so­la­men­te se re­co­mien­dan ali­men­tos en­ri­que­ci­dos en fi­toes­te­ro­les (1-2 g/día) pa­ra per­so­nas con co­les­te­rol y LDL ele­va­dos en los que la va­lo­ra­ción del ries­go car­dio­vas­cu­lar glo­bal no jus­ti­fi­ca la in­di­ca­ción de me­di­ca­ción”. Lo ma­lo del co­les­te­rol es que, en tér­mi­nos ge­ne­ra­les, es asin­to­má­ti­co. “Y al no ha­ber avi­so, una gran par­te de los pa­cien­tes acu­den a la con­sul­ta cuan­do el co­les­te­rol ya ha cau­sa­do da­ños im­por­tan­tes, por ejem­plo, cuan­do ha for­ma­do pla­cas en las ar­te­rias (ate­ros­cle­ro­sis)”, ex­pli­ca el an­gió­lo­go Nor­bert Galindo-Pla­nas. La de­tec­ción precoz y mo­di­fi­car los há­bi­tos ali­men­ta­rios son fun­da­men­ta­les pa­ra con­tro­lar y re­du­cir el co­les­te­rol. En ca­so de co­les­te­rol muy ele­va­do (po­cos), “el pa­cien­te pue­de su­frir le­sio­nes en la piel, en ten­do­nes y en ar­ti­cu­la­cio­nes”, aña­de Jor­ge Moi­sés.

UNA SIM­PLE PRUE­BA ANA­LÍ­TI­CA DE­TEC­TA LOS NI­VE­LES DE CO­LES­TE­ROL AUN­QUE SE ASO­CIA CON LA EDAD, YA SE ACU­MU­LA EN LA JU­VEN­TUD

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.