EN CLA­SE, EN CA­SA Y DE FIESTA

La Vanguardia - ES - - EN FAMILIA -

En el au­la En la nor­ma­ti­va edu­ca­ti­va es­pa­ño­la y ca­ta­la­na no hay es­pe­ci­fi­ca­cio­nes con­cre­tas de de­ci­be­lios en el au­la. El “se­má­fo­ro del rui­do” en Ale­ma­nia se po­ne ám­bar a par­tir de los 65 dB y ro­jo cuan­do su­pera los 80 dB. La OMS con­si­de­ra que 35 dB en las cla­ses es el so­ni­do am­bien­te ade­cua­do pa­ra “per­mi­tir unas bue­nas con­di­cio­nes de en­se­ñan­za y apren­di­za­je”.

En ca­sa Edu­car con­tra el rui­do no es só­lo ta­rea de la es­cue­la. En ca­sa, evi­tar la TV siem­pre en­cen­di­da. La música a to­pe no só­lo da­ña las re­la­cio­nes con los ve­ci­nos, sino tam­bién la co­mu­ni­ca­ción fa­mi­liar. Los ju­gue­tes son otra fuen­te de rui­do: mu­chos su­pe­ran la pe­li­gro­sa ba­rre­ra de los 85 de­ci­be­lios. Hay que com­pro­bar que lle­van el se­llo de la CE. Los au­ri­cu­la­res tam­bién han de te­ner li­mi­ta­do­res de so­ni­do, que no pa­sen de los 85 dB.

Ac­tos lú­di­cos Tam­po­co exis­te aquí una nor­ma­ti­va es­pe­cí­fi­ca pa­ra li­mi­tar los de­ci­be­lios en eventos in­fan­ti­les. La de la Unión Eu­ro­pea da un to­pe de emi­sión de 85-87 dB (lo que, se­gún el doc­tor Ro­drí­guez, “ya es mu­cho”). Se re­co­mien­da uti­li­zar apa­ra­tos con li­mi­ta­do­res de so­ni­do. El “no pa­sa na­da, es só­lo un ra­to” no va­le: las le­sio­nes por rui­do son pro­por­cio­na­les a la in­ten­si­dad y al tiem­po de ex­po­si­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.