CIENCIA FIC­CIÓN EN EL CAM­PO DE GOLF

La Vanguardia - ES - - EN FORMA -

CAR­LES PE­RE­LLÓ Cuan­do la reali­dad su­pera la fic­ción una pe­que­ña par­tí­cu­la de no­so­tros sal­ta de ale­gría. De al­gu­na ma­ne­ra, nos ali­via pen­sar que el mun­do en el que vi­vi­mos pue­de se­guir sor­pren­dién­do­nos ca­da día. Ya sea a tra­vés de fe­nó­me­nos so­bre­hu­ma­nos o del in­ge­nio de al­gún mortal. Al me­nos es­to es lo que de­bió pen­sar es­te fa­bri­can­te de ca­rri­tos de golf al fu­sio­nar­se con Man­sory, em­pre­sa en­car­ga­da de los di­se­ños de mons­truos so­bre rue­das co­mo Lam­borg­hi­ni, Fe­rra­ri, , Pors­che, Bu­gat­ti, et­cé­te­ra. El re­sul­ta­do es s es­ta má­qui­na que has­ta hoy só­lo era po- si­ble en las pe­lí­cu­las de ciencia fic­ción de Mi­chael Bay. Es­tá equi­pa­da con un mo­tor r eléc­tri­co que al­can­za los 60 km/h y, si le aña­di­mos el kit adi­cio­nal, el ca­rri­to pue­de e do­blar la ve­lo­ci­dad. Tie­ne has­ta nom­bre de agen­te se­cre­to, Ga­ria Man­sory Cu­rrus, , y co­mo tal es ca­paz de adop­tar has­ta tres s per­so­na­li­da­des dis­tin­tas: la ver­sión Golf, la Street y la Ra­ce. De tal ma­ne­ra que ja­más s sa­bre­mos si se tra­ta de un vehícu­lo pa­ra ir de un ho­yo a otro, si es más un uti­li­ta­rio, o si el ob­je­ti­vo úl­ti­mo es la crea­ción de un n cir­cui­to in­ter­na­cio­nal de com­pe­ti­ción de su­per­ca­rri­tos. De­je­mos que nos sor­pren­dan, es me­jor no es­pe­cu­lar. Así, cual­quier er no­ve­dad, por pe­que­ña y ab­sur­da que sea, a, nos pa­re­ce­rá más pro­pia de la fic­ción y ali­men­ta­rá esa pe­que­ña par­tí­cu­la que hay en to­dos no­so­tros, la que nos ha­ce ver el mun­do con otros ojos, por un ins­tan­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.