El oto­ño nos re­cuer­da uno de los pro­ble­mas es­té­ti­cos más re­pe­ti­dos en los hom­bres de las so­cie­da­des avan­za­das: la cal­vi­cie. Al­gu­nos avan­ces cien­tí­fi­cos abren la es­pe­ran­za y, ade­más, un es­tu­dio re­cien­te lle­va­do a ca­bo con her­ma­nos ge­me­los con­fir­ma que nues

La Vanguardia - ES - - EN JUEGO -

Los es­ca­pa­ra­tes de las far­ma­cias y pa­ra­far­ma­cias que­dan inun­da­dos con pro­pa­gan­da de pro­duc­tos su­pues­ta­men­te mi­la­gro­sos con­tra la cal­vi­cie du­ran­te el fi­nal de ve­rano y prin­ci­pio del oto­ño. La ana­lo­gía de la caí­da de la ho­ja es atrac­ti­va pe­ro no tie­ne ba­se cien­tí­fi­ca por­que, en los hu­ma­nos, la caí­da y re­cam­bio del ca­be­llo se pro­du­ce du­ran­te todo el año y, ade­más, es un pro­ce­so muy di­fe­ren­te al que cau­sa la cal­vi­cie co­mún. Si nos fi­ja­mos más en los ca­be­llos de la ba­ñe­ra du­ran­te es­tas fe­chas se­rá qui­zás por­que a la vuel­ta de las va­ca­cio­nes –y a prin­ci­pios de año– siem­pre ha­ce­mos vo­tos por me­jo­rar nues­tra apa­rien­cia fí­si­ca.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.