ALAN W. WATTS O EL MÍS­TI­CO HIPPY

La Vanguardia - ES - - DE LIBRO -

LUIS RA­CIO­NE­RO In­te­lec­tual, mís­ti­co, pro­fe­sor, bu­dis­ta y cris­tiano, Watts es el fi­ló­so­fo oc­ci­den­tal que con ma­yor cla­ri­dad y agu­de­za ha ex­pli­ca­do la uti­li­dad del pen­sa­mien­to orien­tal pa­ra un hom­bre oc­ci­den­tal del si­glo XX. Sus li­bros no son tra­ta­dos de eru­di­ción fi­lo­só­fi­ca orien­tal, sino ma­nua­les pa­ra su apli­ca­ción prác­ti­ca a las si­tua­cio­nes vi­ta­les. De ahí la enor­me au­dien­cia que sus li­bros han re­ci­bi­do en el mun­do an­glo­sa­jón y el cre­cien­te nú­me­ro de tra­duc­cio­nes. Watts na­ció en la al­dea de Chis­lehurst (Kent, Lon­dres), el 6 de enero de 1915. Su ni­ñez y ado­les­cen­cia tu­vo co­mo mú­si­ca de fon­do los him­nos re­li­gio­sos de la pu­ri­ta­na In­gla­te­rra. Cre­yen­do que la ver­da­de­ra re­li­gión es “la trans­for­ma­ción de la an­gus­tia en ale­gría”, Watts ini­ció una bús­que­da per­so­nal que le lle­va­ría con los años a un sin­cre­tis­mo re­li­gio­so, de­fi­ni­do por él mis­mo co­mo “una mez­cla de bu­dis­mo Maha­ya­na y taoís­mo, con cier­ta in­cli­na­ción ha­cia el ve­dan­ta y la Igle­sia cris­tia­na or­to­do­xa grie­ga”. Por la lec­tu­ra de Laf­ca­dio Hearn y la com­pa­ñía de Ch­rist­mas Humph­reys, Watts en­tró en el pen­sa­mien­to orien­tal y fre­cuen­tó la Agru­pa­ción Bu­dis­ta de Lon­dres en los años trein­ta. En 1938, an­te las pers­pec­ti­vas de gue­rra mun­dial y por otros mo­ti­vos, emi­gró a Es­ta­dos Uni­dos; co­mo él mis­mo ex­pli­ca: “Todo el mun­do sa­be que la ra­zón prin­ci­pal de las ges­tas im­pe­ria­les bri­tá­ni­cas fue el de­seo de los na­ti­vos más ima­gi­na­ti­vos por es­ca­par del cli­ma y la co­ci­na in­gle­ses”. En es­ta épo­ca Watts ya ha­bía pu­bli­ca­do sus dos pri­me­ros li­bros, en que in­ten­ta­ba amal­ga­mar bu­dis­mo, ve­dan­ta, taoís­mo, psi­co­lo­gía jun­guia­na y mis­ti­cis­mo cris­tiano. Su pri­mer li­bro en EE.UU., en 1939, fue El sig­ni­fi­ca­do de la fe­li­ci­dad. Po­co des­pués, con­ven­ci­do de que “la co­mu­ni­dad an­gli­ca­na pa­re­cía el con­tex­to más ade­cua­do pa­ra desa­rro­llar lo que po­día ha­cer en la so­cie­dad oc­ci­den­tal”, Watts se or­de­nó sa­cer­do­te y se ins­ta­ló de ca­pe­llán en Chica­go en 1945. Du­ran­te es­ta épo­ca es­cri­bió so­bre teo­lo­gía cris­tia­na y fi­lo­so­fía orien­tal, has­ta que en 1952 col­gó los há­bi­tos y se ins­ta­ló en Ca­li­for­nia, don­de fue de­cano de la Aca­de­mia Ame­ri­ca­na de Es­tu­dios Asiá­ti­cos en

WATTS NIE­GA QUE LA PER­SO­NA SEA EGO ME­TI­DO EN UN SA­CO DE PIEL SU OBRA AYU­DA CO­MO NIN­GU­NA A EN­TEN­DER LA FI­LO­SO­FÍA ORIEN­TAL

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.