DRONESTAGRAM

La Vanguardia - ES - - ENCASA -

A pe­sar de que es­te re­por­ta­je es­tá cen­tra­do en el uso ci­vil, cien­tí­fi­co y re­crea­ti­vo de los dro­nes, lo cier­to es que es­tos artefactos de ori­gen mi­li­tar si­guen te­nien­do un pe­so de­ter­mi­nan­te en prác- ti­ca­men­te to­das las zo­nas del mun­do con con­flic­tos ar­ma­dos. O des­de un pun­to de vis­ta co­mer­cial, en fe­rias de ar­ma­men­to, don­de paí­sos aje­nos a Es­ta­dos Uni­dos, crean y pre­sen­tan sus pro­pios dro­nes al­ter­na­ti­vos. Ja­mes Brid­le es el fun­da­dor del pro­yec­to Dronestagram, una he­rra­mien­ta pa­ra ha­cer vi­si­bles los lu­ga­res bom­bar- dea­dos por los dro­nes. Uti­li­za Ins­ta­gram y Tumblr, dos pla­ta­for­mas usa­das a dia­rio por mi­llo­nes de per­so­nas, pa­ra des­ve­lar las ope­ra­cio­nes de Es­ta­dos Uni­dos en Orien­te Me­dio. Brid­le cuel­ga en re­des so­cia­les imá­ge­nes de sa­té­li­te ob­te­ni­das con Goo­gle Maps de las zo­nas que han su­fri­do un ata­que de dro­nes y las acom­pa­ña de da­tos del nú­me­ro de víc­ti­mas que se han pro­du­ci­do, pro­por­cio­na­dos por The Bu­reau of In­ves­ti­ga­ti­ve Jour­na­lism, una or­ga­ni­za­ción sin áni­mo de lu­cro de­di­ca­da al pe­rio­dis­mo de in­ves­ti­ga­ción y ubi­ca­da en Lon­dres. Un es­tu­dian­te de Nue­va York tra­tó de lle­var a ca­bo un pro­yec­to si­mi­lar. Desa­rro­lló una apli­ca­ción que qui­so ofre­cer a tra­vés de iTu­nes lla­ma­da Dro­nes+, con la que se po­día ob­te­ner in­for­ma­ción ac­tua­li­za­da de los ata­ques rea­li­za­dos por el ejér­ci­to de EE.UU., ade­más in­cor­po­ra­ba in­for­ma­ción so­bre las po­si­bles víc­ti­mas. Sin em­bar­go, la apli­ca­ción nun­ca lle­gó a sa­lir al mer­ca­do. La com­pa­ñía Ap­ple la blo­queó.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.