NO­QUEA­DOS EN CANASTOTA

La irre­sis­ti­ble atrac­ción que ejer­ce Nue­va York ha­ce que las ciu­da­des de su en­torno no siem­pre pue­dan lu­cir sus atrac­ti­vos: unos pai­sa­jes y unas gen­tes con un ai­re ca­na­dien­se. Es el ca­so de Canastota y la re­gión de Ma­di­son

La Vanguardia - ES - - EN FORMA - Tex­to Jo­sep M. Pa­lau Ri­be­ray­gua

Pe­que­ño su­bur­bio al nor­te de Nue­va York, Canastota es la se­de del Sa­lón de la Fama del Bo­xeo

LA FAMA, DE GOL­PE

Eso de pe­gar­se guan­ta­zos de for­ma re­gla­men­ta­da ha te­ni­do sus más y sus me­nos en los me­dios de co­mu­ni­ca­ción, que tan­to han con­tri­bui­do a dar fama al bo­xeo co­mo lo han cri­ti­ca­do si­guien­do las ten­den­cias del mo­men­to. Hay que re­co­no­cer que, a pe­sar de to­do, el pu­gi­lis­mo siem­pre ha te­ni­do fuer­te pre­di­ca­ción en los paí­ses de la es­fe­ra an­gló­fi­la. Los hé­roes del ring in­clu­so cuen­tan con un Hall of Fa­me in­ter­na­cio­nal (Ib­hof ) en la lo­ca­li­dad de Canastota, nom­bre que de en­tra­da nos va a so­nar po­co o na­da. El pe­que­ño mu­seo o Sa­lón In­ter­na­cio­nal de la Fama de­di­ca­do al bo­xeo de es­ta ciu­dad es­ta­dou­ni­den­se abrió sus puer­tas en el año 1989, gra­cias a una ini­cia­ti­va po­pu­lar que na­ció de un ho­me­na­je ce­le­bra­do en ho­nor de dos an­ti­guos cam­peo­nes mun­dia­les (Car­men Ba­si­lio en wél­ter y me­dios en los cin­cuen­ta y su so­brino Billy Bac­kus en wél­ter en los 70) muy ad­mi­ra­dos en el lu­gar. Des­de que se inau­gu­ró, el Ibohf celebra ca­da año, en ju­nio, cua­tro días de even­tos de­di­ca­dos a un bo­xea­dor cé­le­bre. Pa­ra quien no es­tá muy in­tere­sa­do en el te­ma, el es­pa­cio de ex­hi­bi­cio­nes mues­tra po­co más que una co­lec­ción de ba­tas, cal­zo­nes, guan­tes fir­ma­dos, tro­feos y un ring. Pe­ro pa­ra los afi­cio­na­dos, se tra­ta de un ver­da­de­ro san­tua­rio, que de pa­so in­ten­ta po­ner en el ma­pa a es­te pa­ra­je del nor­te del es­ta­do de Nue­va York. Por­que no de­be­mos con­fun­dir­nos al oír ese nom­bre, ya que Canastota se ubi­ca en una re­gión que se ca­rac­te­ri­za por el am­bien­te agrí­co­la, con bos­ques si­mi­la­res a los del ve­cino Ca­na­dá, y con una se­rie de pe­que­ñas co­mu­ni­da­des, mu­chas ve­ces ins­ta­la­das en la pro­xi­mi­dad de las prin­ci­pa­les vías de pa­so ha­cia Ot­ta­wa, To­ron­to o Mon­treal. La ciu­dad más des­ta­ca­da de la zo­na es Sy­ra­cu­se, que dis­fru­ta de una im­por­tan­te uni­ver­si­dad.

Arri­ba a la iz­quier­da, tí­pi­co pai­sa­je bos­co­so de la re­gión de Canastota Las zo­nas ru­ra­les del es­ta­do de Nue­va York re­cuer­dan a Ca­na­dá (iz­quier­da) So­bre es­tas lí­neas, el Sa­lón In­ter­na­cio­nal de la Fama de­di­ca­do al bo­xeo

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.