¿EL HUE­VO O LA GA­LLI­NA?

La Vanguardia - ES - - EN JUEGO - ORIOL RI­POLL

¿Có­mo van de his­to­ria? Les ha­ré un test muy sen­ci­llo. Pri­me­ra pre­gun­ta: ¿qué se pu­do leer an­tes, el pri­mer nú­me­ro de La Van­guar­dia o de The New York Ti­mes?. Ta­pe la pá­gi­na con la mano, que aho­ra le da­ré la res­pues­ta. La Van­guar­dia na­ció en 1888 y The New York Ti­mes en 1851. Aho­ra aña­di­ré el dia­rio fran­cés Le Fi­ga­ro. ¿Dón­de lo pon­drá? ¿An­tes del NYT, en­tre el NYT y LV o des­pués de LV? Le Fi­ga­ro fue fun­da­do en 1826 y por tan­to, se­rá el pri­me­ro de to­dos. Si fue­se aña­dien­do nom­bres de ca­be­ce­ras de pe­rió­di­cos, ca­da vez ten­dría más pro­ble­mas pa­ra sa­ber dón­de co­lo­car la res­pues­ta co­rrec­ta. Es­te es el plan­tea­mien­to de Ti­me­li­ne, un jue­go de Fré­de­ric Henry y edi­ta­do por As­mo­dee.

El jue­go es­tá pre­sen­ta­do en una pe­que­ña ca­ja me­tá­li­ca con 110 car­tas. Ca­da car­ta tie­ne una ima­gen y un he­cho por una ca­ra, y la ima­gen, el he­cho, el año en que pa­só y el nom­bre de la per­so­na que lo hi­zo, en su ca­so, por la otra. De mo­men­to hay pu­bli­ca­dos tres jue­gos ba­jo es­te nom­bre: even­tos, in­ven­tos y uno mul­ti­te­má­ti­co.

Al ini­cio de la par­ti­da ca­da ju­ga­dor re­ci­be cua­tro car­tas con la fe­cha bo­ca aba­jo. Se co­lo­ca una car­ta al cen­tro de la me­sa con la fe­cha vi­si­ble y se de­ja el res­to en una mon­tón a un la­do. El pri­mer ju­ga­dor co­ge una de sus car­tas y la co­lo­ca a la iz­quier­da de la cen­tral, si cree que es un he­cho que ocu­rrió an­tes del que mues­tra la car­ta del cen­tro, o a su de­re­cha, si pien­sa que es un he­cho pos­te­rior.

Des­pués se gi­ra la car­ta y se com­prue­ba la fe­cha: si es co­rrec­to el ju­ga­dor ya tie­ne una car­ta me­nos, si se ha equi­vo­ca­do co­ge­rá una nue­va car­ta del ma­zo y por tan­to con­ti­nua­rá ju­gan­do con cua­tro car­tas. El res­to de ju­ga­do­res tie­nen ca­da vez más op­cio­nes y, en mu­chos ca­sos, la dis­tan­cia en­tre las fe­chas es muy pe­que­ña. Por tan­to, a me­di­da que avan­za la par­ti­da se ha­ce mu­cho más com­pli­ca­do co­lo­car una car­ta en su si­tio. Ga­na el pri­me­ro que se que­da sin car­tas.

Si quie­ren pue­den ha­cer va­rian­tes. Vík­tor Bau­tis­ta y Ro­ca me in­for­ma a tra­vés de Twit­ter que el jue­go me­jo­ra cuan­do los ju­ga­do­res que se han equi­vo­ca­do no co­gen la pri­me­ra car­ta del mon­tón, sino que eli­gen la car­ta que quie­ren te­ner (por ejem­plo pue­den co­lo­car seis car­tas pa­ra po­der ele­gir) y de es­ta for­ma se fa­ci­li­ta que ca­da ju­ga­dor pue­da te­ner en la mano car­tas de las que ya ten­ga in­for­ma­ción. Ade­más tam­bién exis­te una ver­sión pa­ra ju­gar en el or­de­na­dor con in­ven­tos (Ti­me­li­nein­ven­tions.com) y una apli­ca­ción pa­ra Ipad.

LOS AMAN­TES DE LA HIS­TO­RIA DIS­FRU­TA­RÁN SI­TUAN­DO EN EL TIEM­PO HE­CHOS E IN­VEN­TOS GRA­CIAS A TI­ME­LI­NE

La gran­de­za de Ti­me­li­ne es que tie­ne una me­cá­ni­ca tan sim­ple que pue­den en­con­trar­se mu­chas apli­ca­cio­nes o adap­ta­cio­nes. Por ejem­plo, pue­den ani­mar­se a fa­bri­car una ver­sión ca­se­ra con el dia­rio del día, o con los de to­da la se­ma­na. Pre­pa­ren una lis­ta o unas tar­je­tas con nom­bres de per­so­nas que apa­re­cen en la La Van­guar­dia de hoy y con­vo­quen a fa­mi­lia­res o ami­gos que ha­yan leí­do el pe­rió­di­co. Co­mo en el jue­go ori­gi­nal, eli­jan un per­so­na­je y pón­gan­lo en el cen­tro. Por tur­nos, de­be­rán po­ner a la de­re­cha o a la iz­quier­da nue­vos per­so­na­jes que va­yan apa­re­cien­do en fun­ción de si se pue­den en­con­trar en pá­gi­nas an­te­rio­res o pos­te­rio­res al cen­tral. Y dis­po­nen de tiem­po, pue­den ha­cer­lo a lo lar­go de to­da la se­ma­na. En es­te ca­so se tra­ta de dar ti­tu­la­res y or­de­nar­los se­gún la fe­cha en que ha­yan si­do pu­bli­ca­dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.