LA ES­TRE­LLA DE BE­LÉN

La Vanguardia - ES - - EN JUEGO -

LUIS RA­CIO­NE­RO Uno de esos obis­pos de los que In­gla­te­rra tie­ne el se­cre­to reali­zó unas de­cla­ra­cio­nes ma­ra­vi­llo­sas: po­ne en du­da la po­si­bi­li­dad de na­cer de una vir­gen, no cree en tres re­yes y ma­gos des­pla­zán­do­se has­ta Be­lén, lo de la es­tre­lla le pa­re­ce im­pro­ba­ble y –lo me­jor de to­do– no se cree que en la po­sa­da de Be­lén no hu­bie­ra si­tio pa­ra pa­sar la no­che. Es­te obis­po de Dur­ham es un te­so­ro, un su­rrea­lis­ta dis­cí­pu­lo de Da­lí, un irónico o un in­sen­sa­to. El ar­zo­bis­po de Can­ter­bury tu­vo que sa­lir al pa­so de ta­ma­ñas he­re­jías re­cla­man­do –¿sen­ti­do co­mún?– la con­ve­nien­cia de no sem­brar la dis­cor­dia en tiem­pos na­vi­de­ños de paz y amor uni­ver­sa­les. Co­mo di­jo otro obis­po in­glés, cuan­do el Pa­pa le qui­tó el dra­gón a san Jor­ge: “Si lo hu­bie­sen pen­sa­do an­tes, se ha­brían da­do cuen­ta de que ma­tar dra­go­nes es bas­tan­te im­pro­ba­ble”. Pues no di­ga­mos es­tre­llas mo­ve­di­zas, re­yes ma­gos y de­más pa­ra­fer­na­lias. Pe­ro esa no es la cues­tión. La cues­tión es que los mi­tos son me­tá­fo­ras y cum­plen su fun­ción en tan­to en cuan­to se man­tie­nen co­mo ta­les. En el mo­men­to que un mi­to se con­fun­de con un he­cho, o se quie­re juz­gar co­mo tal, pier­de su fuer­za so­bre el sub­cons­cien­te, que es su ra­zón de ser. Jo­seph Camp­bell, que ha de­ja­do el tra­ba­jo más com­ple­to so­bre el mi­to, con­tes­tó así a una pre­gun­ta so­bre los mo­vi­mien­tos fun­da­men­ta­lis­tas que aque­jan el mun­do en es­tos tiem­pos: “Es el re­sul­ta­do de la con­cre­ción de los sím­bo­los, pen­sar que una pro­po­si­ción sim­bó­li­ca se re­fie­re a un he­cho his­tó­ri­co. Y dos prin­ci­pa­les que es­tán preo­cu­pan­do a nues­tro mun­do son la ima­gen del na­ci­mien­to de una vir­gen, que no tie­ne na­da que ver con un pro­ble­ma bio­ló­gi­co, y la ima­gen de la tie­rra pro­me­ti­da, que no tie­ne na­da que ver con cues­tio­nes in­mo­bi­lia­rias”. Cuan­do un mi­to se lee co­mo un he­cho pier­de su ca­pa­ci­dad de ser un vehícu­lo ha­cia lo tras­cen­den­te. Los so­ció­lo­gos an­tro­pó­lo­gos del si­glo pa­sa­do de­cían que los

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.