El de­seo

La Vanguardia - ES - - ED - Fè­lix Ba­dia Sub­di­rec­tor Es-

Uno re­cuer­da con re­la­ti­vo ca­ri­ño el día que los Re­yes Ma­gos le re­ga­la­ron una bi­ci­cle­ta. Re­la­ti­vo es por­que fue un re­ga­lo en­mas­ca­ra­do tras una broma pe­sa­da aun­que, en reali­dad, cual­quier broma el día de Re­yes es pe­sa­da. Aquel día, el que sus­cri­be es­tas lí­neas se di­ri­gió al sa­lón con esa ilu­sión pro­pia de los diez años pa­ra en­con­trar­se, co­mo fla­man­te re­ga­lo, un ta­ble­ro de ajedrez, y, al­re­de­dor de él, la na­da, ni si­quie­ra las pie­zas del jue­go. “Es­te año no hay na­da más”, di­jo al­guien. Pe­ro trans­cu­rri­do un mo­men­to eterno, se abrió una puer­ta tras la que, aho­ra sí, es­ta­ba la desea­da bi­ci­cle­ta. Esa era la cla­ve de esos días, el de­seo, y todo iba des­ti­na­do a po­ten­ciar­lo ba­jo la idea de que en Re­yes y Na­vi­dad se po­día al­can­zar lo que era inal­can­za­ble el res­to del año. Aho­ra la si­tua­ción es jus­ta­men­te la in­ver­sa: el de­seo si­gue sien­do el mo­tor de es­tos días pe­ro, por una par­te, pue­de sa­tis­fa- cer­se en otros mu­chos mo­men­tos del año (aun­que, es ver­dad, se­rán los pa­dres y no los Ma­gos quie­nes lo ha­rán), pe­ro, por otra, las ex­pec­ta­ti­vas de los ni­ños es­tán sien­do col­ma­das en ex­ce­so, a pe­sar de que la cri­sis eco­nó­mi­ca ha co­rre­gi­do en par­te esa ten­den­cia. Por eso, los ex­per­tos con­sul­ta­dos por ES re­co­mien­dan a Pa­pá Noel y a los Re­yes un po­co de aus­te­ri­dad o, al me­nos, un po­co de cri­te­rio pa­ra que los re­ga­los vuel­van a te­ner su jus­to va­lor.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.