¿Qué ES?

La Vanguardia - ES - - ED - Álex Ro­drí­guez Di­rec­tor Es-

No ES un acer­ti­jo ni adi­vi­nan­za. Pe­ro en los pró­xi­mos días se va a po­ner de mo­da en to­das las fa­mi­lias, co­mo por otra par­te ocu­rre siem­pre por es­tas fe­chas del año en to­dos los ho­ga­res. Ni es una zam­bom­ba, ni es una pan­de­re­ta. Ni el tu­rrón o el pol­vo­rón. Pue­den, sin em­bar­go, for­mar par­te de ella. Por­que las con­di­cio­nes pa­ra que se pro­duz­ca bien pue­den es­tar in­te­gra­das, en­tre otras co­sas, por un buen me­nú, con ca­fé, li­cor y cho­co­la- tes, un jue­go de me­sa o que la te­le­vi­sión y los mó­vi­les es­tén apa­ga­dos. En­ton­ces pue­de apa­re­cer un es­pa­cio edu­ca­ti­vo pa­ra los más pe­que­ños, de com­pli­ci­dad, de res­pe­to y to­le­ran­cia ha­cia las opi­nio­nes con­tra­rias, aun­que es­tas ver­sen so­bre po­lí­ti­ca. Es la so­bre­me­sa fa­mi­liar la pie­dra angular de cual­quier ho­gar. En ella se for­ta­le­cen los la­zos fa­mi­lia­res y, por qué no, se apren­de a ges­tio­nar los con­flic­tos. Pa­dres, hi­jos, abue­los, tíos, so- bri­nos, pri­mos... to­dos se re­uni­rán es­tos días en torno a una me­sa, y pa­ra que una so­bre­me­sa sea un éxi­to, ade­más, hay que sa­ber sen­tar a ca­da cual con su afín al la­do, o se­pa­rar­lo de aquel con quien no se ha­bla. En es­te úl­ti­mo ca­so, me­jor en el mis­mo la­do de la me­sa y con dos o tres cu­bier­tos en­tre me­dio. Así, ni se ve­rán las ca­ras. Si quie­ren sa­ber más pa­sen y lean todo lo que hay que te­ner en cuen­ta pa­ra una bue­na so­bre­mE­Sa.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.