LOS LOBB DE ST. JA­MES STREET

La Vanguardia - ES - - EN CASA -

John Lobb Ma­drid aca­ba de ce­rrar. Así que no hay más re­me­dio que se­guir con la op­ción pio­ne­ra que es la de acu­dir a la tien­da de Lon­dres en Saint Ja­mes Street, don­de Jo­nat­han Lobb (ta­ta­ra­nie­to de John Lobb, el mí­ti­co za­pa­te­ro que des­de que inau­gu­ró su tien­da en 1866 se con­vir­tió en el za­pa­te­ro ofi­cial del rey Eduar­do VII, prín­ci­pe de Ga­les) si­gue aten­dien­do a su clien­te­la. O ir a la ex­qui­si­ta tien­da mul­ti­mar­ca bar­ce­lo­ne­sa San­ta Eu­là­lia. Ahí se dan tres op­cio­nes pa­ra los aman­tes de los za­pa­tos in­gle­ses dig­nos de re­yes. O se com­pran los za­pa­tos RTW ( ready to wear o de tem­po­ra­da) que hay en tien­da, o se per­so­na­li­zan eli­gien­do el an­cho de la hor­ma, el ti­po de sue­la y el ti­po de piel (San­ta Eu­là­lia tie­ne to­do el mues­tra­rio de pie­les y sue­las pa­ra que el clien­te pue­da es­co­ger). Al­re­de­dor de unos cua­tro me­ses y me­dio más tar­de el clien­te ten­drá lis­to su za­pa­to. La úl­ti­ma op­ción, la más in­tere­san­te pa­ra los aman­tes del bes­po­ke es ha­cer­se un Lobb a me­di­da 100%. Pa­ra es­ta ter­ce­ra op­ción vie­ne un za­pa­te­ro des­de Lon­dres a Bar­ce­lo­na y to­ma me­di­das al clien­te, des­pués de va­rias prue­bas y ha­ber se­lec­cio­na­do los ma­te­ria­les, al ca­bo de unos seis me­ses apro­xi­ma­da­men­te po­drá re­co­ger por fin el za­pa­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.