Có­mo pien­sa el po­der

La Vanguardia - ES - - ES FUTURO - Fè­lix Ba­dia Sub­di­rec­tor Es-

La pa­la­bra lí­der no siem­pre se es­cri­be con ma­yús­cu­la. No siem­pre son los Chur­chill o Ade­nauer, sino que la es­pe­cie hu­ma­na tie­ne ten­den­cia a bus­car­los en to­dos los ám­bi­tos. Y eso es así, tal co­mo ex­pli­ca en es­te nú­me­ro el co­lec­ti­vo de in­ves­ti­ga­do­res Cer­vell de Sis, por­que ya des­de los prin­ci­pios de la hu­ma­ni­dad ha ha­bi­do lí­de­res, una con­di­ción in­he­ren­te a la es­pe­cie. Los hu­ma­nos so­mos una es­pe­cie gru­pal por­que ello ha ga­ran­ti­za­do, en tér­mi­nos evo­lu­ti­vos, la su­per­vi­ven­cia. Y cuan­do hay gru­pos, hay in­di­vi­duos dis­pues­tos a asu­mir la con­di­ción de li­de­raz­go y mu­chos otros dis­pues­tos a res­pe­tar esa po­si­ción. El ar­tícu­lo de por­ta­da de ES de es­ta se­ma­na tra­ta de res­pon­der pre­gun­tas que, mi­ran­do atrás en la his­to­ria (y tam­bién a lo que ocu­rre en la ac­tua­li­dad), es fre­cuen­te ha­cer­se: ¿có­mo fun­cio­na el ce­re­bro de un lí­der?, ¿có­mo to­ma las de­ci­sio­nes?, ¿en qué se di­fe­ren­cia de los de­más? El via­je a la men­te hu­ma­na es fas­ci­nan­te y, a me­di­da que avan­za la in­ves­ti­ga­ción, es sor­pren­den­te, pe­ro in­tro­du­cir­se en el ce­re­bro del po­der pue­de ser­lo to­da­vía más, tan­to por­que se pue­de en­ten­der qué fun­cio­na bien en él y cuá­les son sus vir­tu­des, co­mo tam­bién qué fun­cio­na mal y cuá­les son sus dis­fun­cio­nes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.