La es­te­ri­lla de Daf­ne Fer­nán­dez

Es­ta ac­triz ha­bi­tual en las se­ries de Te­le­cin­co que co­men­zó co­mo bai­la­ri­na des­ve­la su gran pa­sión por el yo­ga co­lec­cio­nan­do es­te­ri­llas

La Vanguardia - ES - - ES FUTURO - Tex­to Mar­ga­ri­ta Puig

La se­rie Un pa­so ade­lan­te le dio la fa­ma. Y lue­go su

cor­ta re­la­ción con Car­los Bar­dem, her­mano de Ja­vier, im­pul­só to­da­vía más su ca­rre­ra. Daf­ne Fer­nán­dez (Ma­drid, 1985) de­fien­de su tra­ba­jo del día a día. Pre­ci­sa­men­te pa­ra evi­tar que se pu­die­ra pen­sar que bus­ca­ba pro­mo­ción es­tan­do jun­to al cu­ña­do (22 años ma­yor que ella) de Pe­né­lo­pe Cruz, en su día Car­los le ani­mó a po­ner tie­rra de por me­dio pa­ra ins­ta­lar­se en Los Án­ge­les pri­me­ro y lue­go es­ca­par a Por­tu­gal. De eso ha­ce ya ca­si tres años y Daf­ne ha vuel­to con un buen in­glés y un tam­bién un buen por­tu­gués, con ga­nas de per­fec­cio­nar el fran­cés, de apren­der ita­liano, y de aco­me­ter mu­chos pro­yec­tos.

No pa­ra quie­ta un mo­men­to. No sa­be. Fue Nie­ves Lobo en Tie­rra de Lo­bos, la se­rie de Te­le­cin­co don­de su per­so­na­je no se rin­de en su lu­cha con­tra Aní­bal Bra­vo. “El amor es el amor. Aun­que no pue­dan es­tar jun­tos, se quie­ren en si­len­cio”, ase­gu­ra la ac­triz que aho­ra ha en­con­tra­do nue­vo aco­mo­do en Te­le­cin­co en la se­rie El chi­rin­gui­to, una co­me­dia de Me­dia­set, pro­ta­go­ni­za­da por San­ti Mi­llán y Blan­ca Por­ti­llo y pro­du­ci­da por 100 Ba­las. No se que­ja, no pue­de, pe­ro sí re­co­no­ce que “la cri­sis se ha no­ta­do. Las con­di­cio­nes son mu­cho más du­ras y los suel­dos han ba­ja­do a la mi­tad… pe­ro hay que se­guir pa­gan­do el pi­so”. Y lo lle­va bien por­que es to­do dis­ci­pli­na, al­go que no le sor­pren­de na­da.

Con só­lo tres años co­men­zó sus es­tu­dios de dan­za y con ocho in­gre­só en el Real Con­ser­va­to­rio Pro­fe­sio­nal de Dan­za de Ma­drid pa­ra cur­sar el gra­do me­dio de dan­za clá­si­ca has­ta los die­ci­ocho. Ex­ce­len­tes ca­li­fi­ca­cio­nes y un fí­si­co es­pec­ta­cu­lar le per­mi­tie­ron pa­pe­les en mu­si­ca­les co­mo Fa­ma y su aplo­mo y fa­ci­li­dad so­bre el es­ce­na­rio le va­lie­ron in­ter­pre­tar a la ni­ña Fuen­san­ta en la pe­lí­cu­la Pa­ja­ri­co de Car­los Sau­ra cuan­do só­lo con­ta­ba do­ce años. Di­ce que la dan­za le ha mar­ca­do y le mar­ca. Por eso si­gue bai­lan­do y cui­dán­do­se, pe­ro de for­ma más va­ria­da, in­cor­po­ran­do otras dis­ci­pli­nas. Du­ran­te un tiem­po fue el bo­xeo. “Lo de­jé por­que te­mía por mi ca­ra”, se ríe. Y aho­ra so­bre to­do lo que ha­go es prac­ti­car yo­ga”, ex­pli­ca ra­dian­te. Di­ce que las asa­nas (pos­tu­ras) de es­ta prác­ti­ca mi­le­na­ria no só­lo le sien­tan bien sino que ade­más tie­nen la vir­tud de que se pue­den ha­cer en cual­quier lu­gar y en cual­quier mo­men­to. “Só­lo ne­ce­si­to una li­ge­ra es­te­ri­lla y a mí mis­ma pa­ra prac­ti­car allí don­de es­té... Me sien­ta bien fí­si­ca y aními­ca­men­te. Prac­ti­car me re­la­ja pe­ro al mis­mo tiem­po me lle­na de la ener­gía que ha­ce fal­ta pa­ra afron­tar una pro­fe­sión co­mo la mía”, son­ríe es­ta ac­triz que ha si­do chi­ca de por­ta­da. La pri­me­ra lle­gó en 2009, fue la edi­ción es­pa­ño­la de FHM. Si­guie­ron Ma­ga­zi­ne, Intouch, Ma­xim y Man.

Fo­tos Kim Manresa

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.