¿For­mas equi­po con tu pa­re­ja?

La Vanguardia - ES - - DE LIBRO - Tex­to Irene Or­ce,

En­tre­nar, en­tre­nar, en­tre­nar El pri­mer pa­so pa­ra ha­cer equi­po con la pa­re­ja es apren­der a de­fi­nir ob­je­ti­vos co­mu­nes, co­mo, por ejem­plo, qué ti­po de edu­ca­ción que­re­mos brin­dar­les a los hi­jos a lo lar­go de los años. E in­clu­so pre­gun­tar­nos el uno al otro: ¿qué ti­po de pa­dres que­re­mos ser? No en vano, cuan­do los ob­je­ti­vos son cla­ros, nos sen­ti­mos más com­pro­me­ti­dos e im­pli­ca­dos con nues­tra fun­ción. Ade­más, pac­tar có­mo que­re­mos abor­dar cier­tos te­mas, cuál es la me­jor ma­ne­ra de re­sol­ver dis­cu­sio­nes en casa y la de­fi­ni­ción de fun­cio­nes –de qué se en­car­ga ca­da uno– son al­gu­nas de las cues­tio­nes en las que es fun­da­men­tal lle­gar a un acuer­do en­tre los miem­bros del equi­po. Y si de­di­ca­mos el tiem­po ne­ce­sa­rio a co­mu­ni­car­nos con el otro miem­bro del equi­po, po­dre­mos la sen­sa­ción de bienestar y ale­gría. En úl­ti­ma ins­tan­cia, un pro­yec­to co­mún nos ayu­da a ser más to­le­ran­tes, fle­xi­bles y res­pe­tuo­sos. Así, for­mar par­te de un equi­po nos lle­va a sa­car lo me­jor de no­so­tros y nos ayu­da a cre­cer, su­peran­do los obs­tácu­los que nos po­ne la vi­da y su­perán­do­nos en el pro­ce­so.

coach

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.