LA MO­NE­DA ELEC­TRÓ­NI­CA: EL BIT­COIN

La Vanguardia - ES - - EN JUEGO -

En la ga­la­xia in­ter­net des­pe­ga una mo­ne­da al­ter­na­ti­va a las ofi­cia­les: el bit­coin, que en sep­tiem­bre fue uni­dad de cam­bio de 55.000 transac­cio­nes. Sus ven­ta­jas es­tri­ban en que no de­pen­de de nin­gu­na au­to­ri­dad cen­tral (por lo tan­to, no es­tá su­je­ta a la po­lí­ti­ca mo­ne­ta­ria), que per­mi­te trans­fe­rir los pa­gos en tiem­po real y sin so­bre­cos­tes y que el sis­te­ma ga­ran­ti­za el ano­ni­ma­to de los ac­to­res en una com­pra. Por lo úl­ti­mo es­ta mo­ne­da re­sul­ta tan con­tro­ver­ti­da, pues­to que nar­co­tra­fi­can­tes, pe­de­ras­tas y todo ti­po de cri­mi­na­les la uti­li­zan pa­ra no de­jar ras­tro. Has­ta el mo­men­to, el ma­yor ar­gu­men­to de los con­tra­rios al bit­coin fue la pá­gi­na web Silk Road (ru­ta de la se­da), que el FBI con­si­guió ce­rrar el 2 de oc­tu­bre des­pués de ha­ber­se con­ver­ti­do en una tien­da vir­tual de dro­gas con mi­les de transac­cio­nes al día. De to­dos mo­dos, y más allá del uso de­lic­ti­vo que al­gu­nos ha­gan, las bit­coins son de­fen­di­das por un aba­ni­co de eco­no­mis­tas, in­ter­nau­tas y co­mer­cian­tes por ser una for­ma de pa­go más efi­caz, ba­ra­ta y con­tro­la­ble que las mo­ne­das es­ta­ta­les; aun­que tam­bién se ca­rac­te­ri­za por una ines­ta­bi­li­dad tan gran­de que mien­tras que en enero un bit­coin va­lía 14 eu­ros, en no­viem­bre so­bre­pa­sa­ba los 240.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.