PE­QUE­ÑA GUÍA

La Vanguardia - ES - - ES CASA -

Hi­dra­tar­se Hu­me­de­cer­se

el ros­tro con agua ca­lien­te an­tes de em­pe­zar. Fa­ci­li­ta­rá la aper­tu­ra de los po­ros, re­la­ja­rá la piel y ablan­da­rá el pe­lo. Siem­pre me­jor afei­tar­se des­pués de la du­cha. Exfoliar pe­rió­di­ca­men­te la piel pa­ra eli­mi­nar cé­lu­las muer­tas es tam­bién al­go re­co­men­da­ble

Am­bien­te

Es­co­ger un buen lu­gar: con es­pe­jo, ilu­mi­na­ción y al­tu­ra ade­cua­da

Es­pu­ma Si

se usa el spray, agi­tar la es­pu­ma an­tes de apli­car­la. Ma­sa­jear la cre­ma ha­cien­do mo­vi­mien­tos cir­cu­la­res pa­ra que el pe­lo se le­van­te. De­jar­la ac­tuar has­ta dos mi­nu­tos pa­ra que que­de ab­sor­bi­da y la piel que­de hi­dra­ta­da. Las que tie­nen aloe ve­ra son idea­les pa­ra las pie­les más de­li­ca­das

Bro­cha

Si se ha­ce una cre­ma de for­ma ma­nual, me­jor usar una bro­cha a ba­se de pe­los na­tu­ra­les de cer­da

Lim­piar

En­jua­gar con agua ca­lien­te las afei­ta­do­ras an­tes y du­ran­te el afei­ta­do y siem­pre des­pués de la pa­sa­da, pa­ra sa­car los pe­los in­crus­ta­dos. La na­va­ja se pue­de lim­piar en un pa­ño en se­co

Con­tra­pe­lo

La cu­chi­lla de­be pa­sar­se pri­me­ro en la di­rec­ción en la que cre­ce el pe­lo. A con­tra­pe­lo, só­lo si es ne­ce­sa­rio y en la se­gun­da pa­sa­da

Sen­ti­do

Pa­ra sa­ber cuál es el sen­ti­do del ve­llo fa­cial, bas­ta pa­sar la mano en una di­rec­ción: si se no­ta al­gu­na re­sis­ten­cia sig­ni­fi­ca que se es­tá yen­do a con­tra­pe­lo

Es­ti­rar

Con los de­dos de la otra mano, es­ti­rar la zo­na que se va afei­tar pa­ra que la pa­sa­da sea más efec­ti­va. Se evi­ta­rán le­sio­nes

Pa­sa­das

Las cu­chi­llas con más ho­jas nor­mal­men­te re­du­cen el nú­me­ro de

pa­sa­das y las irri­ta­cio­nes

Or­den

Em­pe­zar por las zo­nas más sen­ci­llas, co­mo las pa­ti­llas o las me­ji­llas y de­jar pa­ra el fi­nal el bi­go­te y la bar­bi­lla: así per­ma­ne­ce­rán más tiem­po cu­bier­tos por la es­pu­ma y la zo­na se­rá más blan­da. En la zo­na de la bo­ca, en el mo­men­to de ra­su­rar, en­ro­llar los la­bios ha­cia aba­jo ayu­da a que la su­per­fi­cie sea más ter­sa: con­se­gui­rá un me­jor afei­ta­do

Agua

Lim­piar­se la ca­ra des­pués. El agua fría (con una toa­lla lim­pia, sin pre­sio­nar) ayu­da a ce­rrar los po­ros más rá­pi­da­men­te

Lo­ción

Pa­ra cal­mar la piel de las irri­ta­cio­nes es útil apli­car­se una lo­ción af­ters­ha­ve. Me­jor sin al­cohol y en cre­ma

Cam­biar

De­jar se­car la cu­chi­lla al ai­re, nun­ca se­car­la con una toa­lla. Cam­biar las lá­mi­nas de for­ma re­gu­lar pa­ra evi­tar oxi­da­ción, ya que si los bor­des son des­afi­la­dos, pue­den cau­sar irri­ta­cio­nes

Des­can­sar

Si se tie­ne la piel muy sen­si­ble, no apu­rar en ex­ce­so el ra­su­ra­do o des­can­sar unos días. Es­tar uno o más días sin afei­tar­se no in­flu­ye en el cre­ci­mien­to del pe­lo pe­ro sí pue­de re­la­jar la der­mis

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.