¿Eléc­tri­cas, cu­chi­lla o na­va­ja?

La Vanguardia - ES - - ES CASA -

Gran pre­gun­ta. Las cu­chi­llas con es­pu­ma spray son el sis­te­ma más po­pu­lar. Pe­ro es cues­tión de gus­tos. Las afei­ta­do­ras eléc­tri­cas (que na­cie­ron ha­ce 80 años) gus­tan más a aque­llos que tie­nen la piel sen­si­ble, ya que, en teo­ría, cau­san me­nos irri­ta­ción. Por lo ge­ne­ral, las que tie­nen ho­jas rotativas son más re­co­men­da­das pa­ra bar­bas más grue­sas, ya que aga­rran me­jor el pe­lo que cre­ce ha­cia el ex­te­rior, mien­tras que pa­ra las más bar­bas más fi­nas las afei­ta­do­ras de lá­mi­nas son más de­li­ca­das y más re­co­men­da­bles. Las ma­qui­ni­llas eléc­tri­cas tam­bién son más fá­ci­les de usar: no ha­ce fal­ta ni gel, ni es­pu­ma ni nin­gu­na téc­ni­ca o ar­te es­pe­cial. No en­su­cian y tam­po­co ha­ce fal­ta es­tar todo el tiem­po de­lan­te de un es­pe­jo: se pue­den usar en cual­quier si­tio y son có­mo­das cuan­do se via­ja, ya que el afei­ta­do es en se­co. “En los años se­sen­ta la afeitadora eléc­tri­ca vi­vió un boom. El 80% de los hom­bres la usa­ba. Des­de en­ton­ces, ha ido a me­nos. Ade­más, con la eléc­tri­ca se tien­de a per­ma­ne­cer mu­cho tiem­po en la mis­ma zo­na de la ca­ra, lo que pue­de cau­sar irri­ta­cio­nes. Al mis­mo tiem­po, las cu­chi­llas in­ter­cam­bia­bles han me­jo­ra­do mu­cho, gracias al sis­te­ma mul­ti­ho­jas que re­du­ce el nú­me­ro de pa­sa­das”, se­ña­la To­más. Los que usan el sis­te­ma tra­di­cio­nal con na­va­ja reivin­di­can el pla­cer del ri­tual, que re­pre­sen­ta un mo­men­to de re­lax, de des­co­ne­xión y de cui­da­do per­so­nal. El afei­ta­do ma­nual ga­ran­ti­za un apu­ra­do más pre­ci­so y lim­pio, por lo que si uno es muy exi­gen­te, es la me­jor so­lu­ción. Asi­mis­mo, per­mi­te man­te­ner el con­trol del ra­su­ra­do en todo mo­men­to: rit­mo, ve­lo­ci­dad, in­ten­si­dad, et­cé­te­ra. Eso sí: las ho­jas sue­len ser más agre­si­vas y son sus­cep­ti­bles de cau­sar más le­sio­nes. La na­va­ja pro­por­cio­na­rá al afei­ta­do una du­ra­ción más lar­ga. Siem­pre que se ad­quie­ra cier­ta des­tre­za pa­ra no cor­tar­se.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.