USO Y ABU­SO

La Vanguardia - ES - - ES FAMILIA -

His­tó­ri­ca­men­te, los ni­ños han si­do ma­ni­pu­la­dos en po­lí­ti­ca. En es­pe­cial, en el si­glo pa­sa­do, cuan­do las dos ideo­lo­gías do­mi­nan­tes, el fas­cis­mo y el co­mu­nis­mo, los uti­li­za­ron sin pu­dor con fi­nes pro­pa­gan­dís­ti­cos. Es­ta ma­la pra­xis, que per­sis­te hoy en día en no po­cos lu­ga­res, ex­pli­ca en par­te la aver­sión ac­tual a in­vo­lu­crar a los me­no­res. Re­pa­san­do al­gu­nos ejem­plos, tie­ne su ló­gi­ca: en Ru­ma­nía, du­ran­te el ré­gi­men de Ni­co­lae Ceau­ses­cu (19671989), se lle­gó a afir­mar que “el fe­to era pro­pie­dad de to­da la so­cie­dad so­cia­lis­ta”. En la Yu­gos­la­via de Ti­to (1945-1980), la edu­ca­ción po­lí­ti­ca em­pe­za­ba en la edad prees­co­lar, mien­tras que en Ale­ma­nia el ré­gi­men na­zi hi­zo obli­ga­to­ria la ad­he­sión a las Ju­ven­tu­des Hitle­ria­nas (HJ) a par­tir de los diez años. Las ju­ven­tu­des fas­cis­tas tu­vie­ron su ver­sión en la Es­pa­ña fran­quis­ta: el Fren­te de Ju­ven­tu­des de la Fa­lan­ge acep­ta­ba nue­vos miem­bros tam­bién a par­tir de los diez años. Co­mo tan­tas or­ga­ni­za­cio­nes si­mi­la­res, ser­vía de vi­ve­ro pa­ra los nue­vos po­lí­ti­cos, adoc­tri­na­dos en es­te ca­so se­gún los prin­ci­pios del Mo­vi­mien­to Na­cio­nal. Mien­tras que en Ale­ma­nia es­ta or­ga­ni­za­ción ya no exis­te, en Es­pa­ña to­da­vía per­du­ran cier­tos res­tos, co­mo las lla­ma­das Ju­ven­tu­des de la Fa­lan­ge. En Chi­na, el Cuer­po de Jó­ve­nes Pio­ne­ros es la or­ga­ni­za­ción infantil del Par­ti­do Co­mu­nis­ta. De­pen­de de la Li­ga de la Ju­ven­tud Co­mu­nis­ta, que tie­ne cer­ca de 90 millones de miem­bros y una enor­me in­fluen­cia en el sis­te­ma edu­ca­ti­vo na­cio­nal. En los paí­ses de­mo­crá­ti­cos, los dis­tin­tos par­ti­dos po­lí­ti­cos con­ti­núan con­tan­do con los más jó­ve­nes, pe­ro han apren­di­do de los erro­res del pa­sa­do. Pa­ra em­pe­zar, la edad mí­ni­ma de afi­lia­ción en la ma­yo­ría de las ju­ven­tu­des de los par­ti­dos es­pa­ño­les y ca­ta­la­nes son los ca­tor­ce años.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.