Mue­bles re­ci­cla­dos

Re­ci­clar es hoy, más que una ten­den­cia, una ne­ce­si­dad, tan­to eco­ló­gi­ca co­mo eco­nó­mi­ca. Di­se­ña­do­res y ar­te­sa­nos mues­tran que re­uti­li­zar pro­duc­tos de desecho pue­de ser más crea­ti­vo que fa­bri­car con ma­te­ria­les nue­vos

La Vanguardia - ES - - ED - Tex­to Begoña Cor­zo

Nue­vas crea­cio­nes con vie­jos ma­te­ria­les. Es la his­to­ria de siem­pre... con re­sul­ta­dos im­pac­tan­tes

Des­de el mo­vi­mien­to da­dá de prin­ci­pios de los años vein­te del si­glo pa­sa­do, ar­tis­tas y di­se­ña­do­res se han reapro­pia­do de ob­je­tos en­con­tra­dos co­mo un mo­do de re­fle­xio­nar so­bre el con­su­mo, la pro­duc­ción in­dus­trial y el sig­ni­fi­ca­do del ar­te. Di­se­ñar a par­tir de ma­te­ria­les que an­tes te­nían otros usos es, pues, una ten­den­cia que vie­ne de an­ti­guo. Sin em­bar­go, el tér­mino re­ci­cla­je hoy se aso­cia, ade­más, con el eco­lo­gis­mo. Apro­ve­char ma­te­ria­les usa­dos ayu­da a pre­ser­var re­cur­sos na­tu­ra­les, aho­rra más ener­gía que la fa­bri­ca­ción con ma­te­ria­les vír­ge­nes y evi­ta to­ne­la­das de re­si­duos, lo que per­mi­te apro­ve­char me­jor los ver­te­de­ros. Re­ci­cla­je tam­bién se aso­cia con el con­cep­to de de­cre­ci­mien­to, que abo­ga por vi­vir me­jor con me­nos –re­du­cir, re­uti­li­zar, re­ci­clar–, y con la nue­va ar­te­sa­nía, pues la ma­ne­ra de reapro­ve­char los ma­te­ria­les im­pli­ca un gra­do de ma­nu­fac­tu­ra muy ale­ja­do de la pro­duc­ción in­dus­trial. Re­ci­clar pa­ra crear ya no es una ten­den­cia, es una reali­dad ins­ta­la­da en la prác­ti­ca de mu­chos crea­do­res, in­clu­so en ám­bi­tos co­mo la ar­qui­tec­tu­ra. Co­mo ejem­plo, Wang Shu, pre­mio Pritz­ker de Ar­qui­tec­tu­ra 2012, em­plea ma­te­ria­les re­ci­cla­dos en sus obras, co­mo los escombros en­con­tra­dos en las cer­ca­nías del mu­seo que cons­tru­yó en Ning­bo o los dos mi­llo­nes de tejas pro­ce­den­tes de demoliciones de ca­sas tra­di­cio­na­les reapro­ve­cha­das pa­ra cu­brir el te­cho de va­rios edi­fi­cios del cam­pus de Hangz­hou (Chi­na). Piet Heink Eek es uno de los es­pe­jos en que se mira bue­na par­te de los di­se­ña­do­res que cen­tran su tra­ba­jo en el re­ci­cla­je. En una re­cien­te vi­si­ta a Bar­ce­lo­na, es­te di­se­ña­dor ex­pli­ca­ba que su tra­ba­jo “es op­ti­mi­zar, ha­cer al­go de la na­da. Aho­ra es­toy ha­cien­do es­cu­dos con ba­su­ra, es más ar­te que di­se­ño. Es el ma­yor con­tras­te en­tre va­lor y ba­su­ra, la his­to­ria de mi com­pa­ñía”. Heink ase­gu­ra que lo más im­por­tan­te que apren­dió en la Aca­de­mia de Di­se­ño de Eindhoven “es que no pue­des mal­gas­tar ener­gía en los de­ta­lles, tie­nes que po­ner to­da tu ener­gía en que al­go sea sen­ci­llo. Apues­to por el pro­ce­so fá­cil, po­si­ti­vo y con fu­tu­ro. Si al­go de re­pen­te se vuel­ve di­fí­cil, me pon­go con otra co­sa”, es­ta es la fi­lo­so­fía con la que abor­da el reapro­ve­cha­mien­to de ma­te­ria­les desecha­dos con los que crea co­ti­za­dí­si­mas pie­zas úni­cas en su fá­bri­ca, don­de tra­ba­jan unas 90 per­so­nas. La di­se­ña­do­ra Ma­ría Blan­co, que fir­ma co­mo Pé­tu­la Plas y tie­ne tien­da en Za­ra­go­za, re­co­no­ce que su es­ti­lo re­cuer­da al de Piet Heink Eek, pe­ro que cuan­do ella em­pe­zó no co­no­cía el tra­ba­jo del ho­lan­dés. Pé­tu­la Plas se ini­ció en el re­ci­cla­je cuan­do vi­vía en Nue­va York: “To­do lo re­cu­pe­ra­ba de la ba­su­ra. Era una ma­ne­ra de aho­rrar y un hobby pa­ra deses­tre­sar­me”. La crea­ción de mue­bles se ha con­ver­ti­do aho­ra en su ocu­pa­ción. De­jó su tra­ba­jo co­mo ges­to­ra de com­pras en el sec­tor de la au­to­mo­ción y se de­di­ca a re­cu­pe­rar desechos in­dus­tria­les, pa­lets, neu­má­ti­cos, y mue­bles vie­jos con los que crea pie­zas úni­cas. “Hay ob­je­tos ol­vi­da­dos que tie­nen un al­ma di­fí­cil de en­con­trar en las co­sas nue­vas y per­fec­tas, y la ma­de­ra usa­da tie­ne una per­so­na­li­dad que no tie­ne la nue­va”, ex­pli­ca. Por su par­te, Imanol Os­sa de­fi­ne su tra­ba­jo “co­mo arts and crafts, un ho­me­na­je al tra­ba­jo ar­te­sano, pe­ro des­de una pers­pec­ti­va más ac­tual, in­cor­po­ran­do el re­ci­cla­je y la re­uti­li­za­ción de los ma­te­ria­les ya exis-

RE­CI­CLAR IM­PLI­CA AL DI­SE­ÑO, LA ÉTI­CA Y LAS CAU­SAS SO­CIA­LES

ten­tes, ju­gan­do así con la me­mo­ria y for­mas que nos apor­tan”, con esas pre­mi­sas crea unas lám­pa­ras mu­si­ca­les muy es­pe­cia­les a par­tir de te­clas y pie­zas de piano, tam­bo­res y pla­tos de ba­te­ría. El ca­fé, un pro­duc­to cer­cano y pro­fu­sa­men­te con­su­mi­do –es la se­gun­da mer­can­cía co­mer­cia­li­za­da en el mun­do– es el ma­te­rial –me­jor di­cho, sus desechos– so­bre el que tra­ba­ja el ali­can­tino Raúl Lau­rí , “¿por qué des­ha­cer­nos de al­go tan va­lio­so si po­de­mos apro­ve­char sus as­pec­tos emo­cio­na­les?”, se pre­gun­ta. Y con te­són ha con­se­gui­do dar con una fór­mu­la que aglu­ti­na los po­sos y los con­vier­te en lám­pa­ras y ob­je­tos co­ti­dia­nos. Fue la sen­sa­ción del sa­lón Sat­te­li­te de la fe­ria de Mi­lán del 2012 (de­di­ca­do a los di­se­ña­do­res emer­gen­tes), que le con­ce­dió el pri­mer pre­mio. El re­sur­gir del re­ci­cla­je no só­lo tie­ne im­pli­ca­cio­nes éti­cas res­pec­to al me­dio am­bien­te sino, en mu­chas oca­sio­nes, tam­bién las tie­ne so­cia­les. L’Es­toc es una em­pre­sa que pro­du­ce y ven­de pie­zas he­chas con ma­te­ria­les y mue­bles vie­jos “con el ob­je­ti­vo me­jo­rar y dig­ni­fi­car la si­tua­ción de las per­so­nas con dis­ca­pa­ci­dad in­te­lec­tual a tra­vés del tra­ba­jo”. Pa­ra Jor­di Mayals, su im­pul­sor, “es im­por­tan­te que la gen­te capte to­do el pro­ce­so”, por eso tie­nen en Bar­ce­lo­na un es­pa­cio don­de api­lan los ma­te­ria­les y mue­bles por re­cu­pe­rar, otro don­de los tra­tan y los trans­for­man y un úl­ti­mo que ex­po­ne los mue­bles aca­ba­dos.

Luz mu­si­cal Apli­que de pa­red Splash, he­cho con pla­ti­llos de mú­si­ca. Tie­ne bra­zos ar­ti­cu­la­dos y gi­ra­to­rios. De Imanol Os­sa

Es­cri­to­rio Ca­lo­ti­po 120 cm x 80 cm x 75 cm. No ocul­ta ni di­si­mu­la la ma­te­ria con que es­tá he­cho: pa­lés. Muy só­li­do y es­ta­ble. De Pé­tu­la Plas

Cuen­co Ali­ka Rea­li­za­do por Raúl Lau­rí a par­tir de po­sos de ca­fé mez­cla­dos con un aglu­ti­nan­te na­tu­ral. De­ca­fé

Pro­yec­to so­li­da­rio Las lám­pa­ras PET re­uti­li­zan bo­te­llas de plás­ti­co so­bre las que se te­je una ur­dim­bre. Ál­va­ro Ca­ta­lán de Ocón

Me­sa Was­te Muy re­pre­sen­ta­ti­va del es­ti­lo de Piet Hein Eek y de su co­lec­ción Scrap­wood. La­ca­da en brillo o ma­te. En Room Ser­vi­ce De­sign

Chi­fo­nier Mue­ble con fron­ta­les de puer­ta re­cu­pe­ra­dos y ti­ra­do­res de ce­rá­mi­ca. Aca­ba­do ex­te­rior con pa­pel. L’Es­toc

Lám­pa­ra Piano XL Rea­li­za­da con te­clas de piano y es­truc­tu­ra de hie­rro pin­ta­da en ne­gro ma­te. Imanol Os­sa

Per­che­ro Han­ging He­cho con bo­te­llas de vi­drio cor­ta­das. De Lucía Bru­ni en co­la­bo­ra­ción con el Ta­ller Aleph. Lu­cir­más

Es­tan­te­ría Au­ro­ra He­cha con ca­jas de fru­tas y con pa­tas de ma­de­ra re­cu­pe­ra­da y bar­ni­za­da en tono na­tu­ral. Pé­tu­la Plas

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.