¿ME­DI­TAR EN CA­SA?

La Vanguardia - ES - - ES FUTURO -

Eli­ne Snel no só­lo con­si­de­ra que la me­di­ta­ción de­be es­tar en la es­cue­la, sino tam­bién en ca­sa. Pa­ra ello ha desa­rro­lla­do un ma­nual que ha an­cla­do en el mé­to­do mind­ful­ness desa­rro­lla­do por Jon Ka­bat-Zinn. “Se tra­ta de la ap­ti­tud de la men­te pa­ra pres­tar aten­ción a lo que hay aquí y aho­ra. Los ni­ños tie­nen una enor­me ca­pa­ci­dad es­pon­tá­nea”, des­cri­be Snel. El ejer­ci­cio ba­se que pro­po­ne Snel, ma­dre de cua­tro hi­jos, “es a com­por­tar­nos co­mo una ra­na. Co­mo una ra­na por­que es un ani­mal cu­rio­so que pue­de ha­cer sal­tos enor­mes pe­ro pue­de tam­bién es­tar muy tran­qui­la. Ve to­do lo que pa­sa pe­ro no siem­pre reac­cio­na. Res­pi­ra y se man­tie­ne tran­qui­la. Y mien­tras man­tie­ne esa tran­qui­li­dad el vien­tre se le hin­cha y se le des­hin­cha. Con es­te ejer­ci­cio tan sim­ple pue­den me­jo­rar la con­cen­tra­ción, reac­cio­nan de ma­ne­ra me­nos im­pul­si­va y apren­den a ejer­cer in­fluen­cia so­bre su mun­do ex­te­rior”. ¿Otro? “El ár­bol de los de­seos, que con­sis­te en sen­tar­nos, to­da la fa­mi­lia, có­mo­da­men­te con la es­pal­da rec­ta. Y los ni­ños de­ben ce­rrar los ojos o co­mo mí­ni­mo in­ten­tar­lo. En­ton­ces hay que aten­der a la res­pi­ra­ción, vi­sua­li­zar un be­llo ár­bol, con be­llas pa­lo­mas en su co­pa y pen­sar, sin pri­sas, en un de­seo que de­po­si­ta­mos en se­cre­to en una de las pa­lo­mas. Es­ta se ale­ja y lle­va tu an­he­lo a cum­plir­se. Se tra­ba­ja así la pa­cien­cia, la con­fian­za y la ge­ne­ro­si­dad”. O ejer­ci­cios de mo­vi­mien­to. “Es­ti­rar­se res­pi­ran­do. Me­dian­te la vi­sua­li­za­ción de un ob­je­to que no lo­gra­mos al­can­zar, los ni­ños de­ben coor­di­nar la res­pi­ra­ción y el in­ten­to de lle­gar más y más arri­ba con los bra­zos en al­to. Su lí­mi­te es­tá mu­cho más arri­ba de lo que ima­gi­na­ban”. M.An­gels Farreny, en­tre­na­do­ra per­so­nal de res­pi­ra­ción y li­de­ra­je (res­pon­sa­ble de Na­tu­ra Res­pi­ra 3.0: Es­co­la Eu­ro­pea de Res­pi­ra­ció) tam­bién cree en la me­di­ta­ción in­fan­til. “¿Có­mo la plan­tea ella? Muy fá­cil. Pa­ra ella to­do es­tá en la res­pi­ra­ción. “Ni­ños sen­ta­dos, ojos ce­rra­dos y a in­ves­ti­gar qué sien­te cuan­do in­ha­la y cuan­do ex­ha­la. Si sien­te sus ór­ga­nos... De­be es­cu­char tan­to su ins­pi­ra­ción y ex­ha­la­ción co­mo los di­ver­sos rui­dos que su cuer­po le ofre­ce”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.