De ro­man­ti­cis­mo, na­da

La Vanguardia - ES - - CREAR -

Si bien en Eu­ro­pa y EE.UU. las Volks­wa­gen clá­si­cas, la T1 y T2, siem­pre han si­do si­nó­ni­mo de ro­man­ti­cis­mo, en otras re­gio­nes del pla­ne­ta, el vehícu­lo no tie­ne na­da de ma­gia de­trás. En Bra­sil, el úl­ti­mo país en el que se fa­bri­ca la T2 y que dejará de ha­cer­lo a fi­na­les de año, se usa pa­ra lle­var el co­rreo. El ejér­ci­to la em­plea pa­ra trans­por­tar sol­da­dos e in­clu­so se uti­li­za co­mo vehícu­lo fu­ne­ra­rio. Tam­bién de bus es­co­lar, o co­mo ta­xi co­lec­ti­vo, o co­mo vehícu­lo de car­ga pa­ra lle­var ma­te­ria­les de cons­truc­ción. In­clu­so hay quie­nes la em­plean pa­ra po­ner pues­tos de co­mi­da rá­pi­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.