‘CA­SUS BE­LLI’

La Vanguardia - ES - - EN CASA -

A lo lar­go de la his­to­ria hu­bo un cru­ci­gra­ma que es­tu­vo ca­si a pun­to de echar al tras­te el des­em­bar­co de Nor­man­día en la Se­gun­da Gue­rra Mun­dial. El pre­si­den­te es­ta­dou­ni­den­se Fran­klin D. Roo­se­velt y el can­ci­ller Wins­ton Chur­chill fi­ja­ron la in­va­sión el seis de ju­nio de 1944. La ope­ra­ción, que se lle­vó en se­cre­to, te­nía el nom­bre en cla­ve de Over­lord. Pues bien una se­rie de cru­ci­gra­mas pu­bli­ca­dos por el ro­ta­ti­vo Daily Te­le­graph des­per­ta­ron más de una in­quie­tud en­tre los agen­tes del ser­vi­cio de in­te­li­gen­cia bri­tá­ni­co. Los ofi­cia­les te­nían la cos­tum­bre de ha­cer el cru­ci­gra­ma a dia­rio. Se que­da­ron con ca­ra de pó­quer cuan­do des­cu­brie­ron la si­guien­te se­cuen­cia. El 22 de ma­yo apa­re­ció la pa­la­bra Omaha, nom­bre en cla­ve de una de las pla­yas del des­em­bar­co. El 27 del mis­mo mes, Over­lord, el nom­bre de la ope­ra­ción. El 30, Mul­berry (nom­bre, siem­pre en cla­ve, de uno de los puer­tos flo­tan­tes) y dos días des­pués la pa­la­bra Nep­tuno, que era el nom­bre en cla­ve del apo­yo na­val. Los agen­tes em­pe­za­ron a re­pa­sar los nú­me­ros an­te­rio­res y con asom­bro, des­cu­brie­ron que ha­bía nom­bres en cla­ve de otras pla­yas de la cos­ta (Juno, UTA, Gold…). El crea­dor del cru­ci­gra­ma, Leo­nard Da­we, fue con­vo­ca­do a dar ex­pli­ca­cio­nes. Se lle­gó a pen­sar que po­día ser un es­pía alemán. Fi­nal­men­te, se de­mos­tró que to­do fue fru­to de coin­ci­den­cia. Da­we, que era di­rec­tor de una es­cue­la en el sur de Londres, so­lía pe­dir a los es­tu­dian­tes su­ge­ren­cias pa­ra sus jue­gos y los chi­cos, al pa­re­cer, le pro­pu­sie­ron las pa­la­bras que más oían en los cam­pa­men­tos mi­li­ta­res cer­ca­nos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.