LA PA­SIÓN POR CON­TAR HISTORIAS

La Vanguardia - ES - - EN FORMA - Tex­to Ál­va­ro Palomo

Héc­tor Iz­quier­do (Va­lla­do­lid, 1988) ha be­sa­do las mie­les de la pu­bli­ca­ción li­te­ra­ria con El es­pec­ta­dor ideal (Ila­rion, 2013). El se­cre­to de su éxi­to ra­di­ca en una fór­mu­la trian­gu­lar don­de ca­da án­gu­lo re­pre­sen­ta una cua­li­dad. Así ha con­se­gui­do lle­var su no­ve­la de de­but a las es­tan­te­rías de gé­ne­ro po­li­cia­co de las li­bre­rías. El pri­mer án­gu­lo con­sis­te en sa­ber qué es lo que le gus­ta, y lo tie­ne cla­ro. “Me apa­sio­na con­tar historias, en cual­quier for­ma­to”, ase­gu­ra. Li­cen­cia­do en Co­mu­ni­ca­ción Au­dio­vi­sual, de­ci­dió em­pa­par­se por su cuen­ta de con­cep­tos que la uni­ver­si­dad no le pro­por­cio­na­ba. “Tie­nes que po­ner en prác­ti­ca tus in­quie­tu­des lo an­tes po­si­ble, así lle­gan los re­sul­ta­dos”, afir­ma. De es­te mo­do, em­pe­zó a de­vo­rar los th­ri­llers de los es­ta­dou­ni­den­ses John Ver­don y John Kat­zen­bach. De ellos apren­dió a “crear per­so­na­jes em­pá­ti­cos y ca­sos ori­gi­na­les”, los ins­pec­to­res Verónica León y Ro­ber­to Vidal y una tra­ma de im­pre­vis­tos son el re­sul­ta­do, plas­ma­do en El es­pec­ta­dor ideal. El se­gun­do án­gu­lo es la ac­ti­tud. Iz­quier­do se re­tó a ma­te­ria­li­zar su en­tu­sias­mo y co­men­zó a es­cri­bir una no­ve­la po­li­cia­ca sin echar­se pre­sión so­bre las es­pal­das. “Si tra­ba­jas te­mas que te apa­sio­nan la vin­cu­la­ción es to­tal”, ad­mi­te, y re­cal­ca la im­por­tan­cia de no es­cri­bir por di­ne­ro, sino por­que no pue­des ha­cer otra co­sa. Así cons­tru­yó su pri­me­ra no­ve­la. El pri­mer pa­so fue for­ta­le­cer la ba­se del li­bro. “Es im­por­tan­te afian­zar una es­truc­tu­ra, la crea­ti­vi­dad en el va­cío es pe­li­gro­sa”, ex­pli­ca. Lo hi­zo des­de la hu­mil­dad que ale­ja al au­tor de un pe­li­gro co­mún: enamo­rar­se de su pro­pio tra­ba­jo. Tras la pu­bli­ca­ción, su ca­mino si­gue te­nien­do más es­pi­nas que ro­sas, por eso pro­me­te que nun­ca le va “a fal­tar la ilu­sión”. El ter­cer án­gu­lo es co­no­cer su sec­tor. Iz­quier­do in­sis­te en la im­por­tan­cia de no ce­rrar­se puer­tas, tan cru­cial co­mo “en­ten­der el mer­ca­do y el es­ta­do de las pro­duc­to­ras y edi­to­ria­les pa­ra sa­ber có­mo afron­tar tus pro­yec­tos”. Pri­mor­dial pa­ra no que­mar­se. “Tie­nes que ele­gir en qué gue­rras te me­tes, por­que pue­des sa­lir frus­tra­do”, ad­vier­te. Él se ar­mó con pa­sión, ideas, fres­cu­ra y es­fuer­zo. Apos­tó por una edi­to­rial que co­no­cía, el ta­len­to se en­car­gó de lo de­más y el li­bro gus­tó. Ga­nó esa ba­ta­lla. Y así ce­rró el trián­gu­lo. De la mis­ma ma­ne­ra co­mo em­pe­za­rá otros.

Héc­tor Iz­quier­do 25 años, Va­lla­do­lid Es­cri­tor y guio­nis­ta

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.