Las otras le­ches

La ofer­ta de be­bi­das ve­ge­ta­les ha au­men­ta­do sus­tan­cial­men­te gra­cias a una gran de­man­da que no se li­mi­ta a los alér­gi­cos a la le­che de va­ca, sino a los que pre­fie­ren evi­tar las gra­sas ani­ma­les

La Vanguardia - ES - - PORTADA - Tex­to Jor­di Jar­que

Es pre­fe­ri­ble lla­mar­las be­bi­das ve­ge­ta­les. El ge­né­ri­co le­che iden­ti­fi­ca a la sus­tan­cia que se­gre­gan las glán­du­las ma­ma­rias de las hem­bras y por tan­to un ali­men­to de ori­gen ani­mal. Pa­ra evi­tar equí­vo­cos, la nor­ma­ti­va eu­ro­pea es­ta­ble­ce que los pro­duc­tos lí­qui­dos de ori­gen ve­ge­tal se les de­no­mi­ne “be­bi­da de...” se­gui­do del nom­bre del fru­to se­co, ce­real o le­gum­bre del que se ob­ten­ga. Aun­que es ha­bi­tual en­con­trar per­so­nas –tan­to con­su­mi­do­res co­mo nu­tri­cio­nis­tas o los pro­pios pro­duc­to­res– que ha­blan de le­che de so­ja, de ave­na o de arroz, por nom­brar aho­ra al­gu­nas. Pe­ro lla­me co­mo se le lla­me, el ca­so es que au­men­ta el nú­me­ro de per­so­nas que prue­ban y to­man ha­bi­tual­men­te le­ches (per­dón, be­bi­das) de ori­gen ve­ge­tal. Hay va­rios fac­to­res que in­ci­den. Por una par­te el de aque­llos que de­ja­ron de to­mar le­che de va­ca por su in­to­le­ran­cia a la lac­to­sa (azú­car de la le­che) o a la ca­seí­na (pro­teí­na de la le­che) y por otra el in­cre­men­to de la ofer­ta de be­bi­das ve­ge­ta­les en el mer­ca­do. Aque­llas que só­lo se en­con­tra­ban en tien­das es­pe­cia­li­za­das ha­ce unos po­cos años aho­ra es po­si­ble com­prar­las en las gran­des su­per­fi­cies, in­clu­so en for­ma de mar­cas blan­cas. Los alér­gi­cos a la le­che de va­ca han des­cu­bier­to en las de ti­po ve­ge­tal una al­ter­na­ti­va en los desa­yu­nos o en cual­quier co­mi­da. Y otros, aun no sen­tán­do­le mal la le­che de ani­mal, se han sen­ti­do ten­ta­dos a pro­bar las be­bi­das ve­ge­ta­les que van apa­re­cien­do en el mer­ca­do. Pa­re­ce que hay un tras­va­se de con­su­mi­do­res de le­che ani­mal a be­bi­da ve­ge­tal. Los da­tos del Ob­ser­va­to­rio del Con­su­mo y Dis­tri­bu­ción Ali­men­ta­ria del Mi­nis­te­rio de Me­dio Am­bien­te y Me­dio Ru­ral Ma­rino cons­ta­tan una dis­mi­nu­ción del con­su­mo de le­che lí­qui­da de ori­gen ani­mal en Es­pa­ña. De los 99,3 li­tros por per­so­na y año que se con­su­mían en el año 2000, se ha pa­sa­do a los 73,5 li­tros en el 2013. Al­re­de­dor de un 25% me­nos. Mien­tras que las em­pre­sas de­di­ca­das a las be­bi­das ve­ge­ta­les ven co­mo su fac­tu­ra­ción si­gue una lí­nea as­cen­den­te. Co­mo mues­tra un bo­tón. Fun­da­da en 1991, Li­quats Ve­ge­tals, la pri­me­ra em­pre­sa pro­duc­to­ra de be­bi­das ve­ge­ta­les en Es­pa­ña, ac­tual­men­te es­pe­cia­li­za­da en las de so­ja, ave­na, arroz y al­men­dras, en po­cos años ha pa­sa­do de te­ner una plan­ti­lla de dos per­so­nas a unas 50, con una ci­fra de ne­go­cio que en el 2012 ron­da­ba los nue­ve mi­llo­nes. Los há­bi­tos nu­tri­cio­na­les van cambiando. Y se re­fle­ja en el mer­ca­do que se adap­ta a las nue­vas ten­den­cias de los con­su­mi­do­res. An­te es­te he­cho los ex­per­tos des­cri­ben las ca­rac­te­rís­ti­cas de es­tas be­bi­das ve­ge­ta­les. “Tie­nen de co­mún que no con­tie­nen lac­to­sa ni gra­sas que ele­ven los ni­ve­les del co­les­te­rol ma­lo”, ex­pli­ca Iratxe Mar­tín, nu­tri­cio­nis­ta y li­cen­cia­da en Cien­cia y Tec­no­lo­gía de los Ali­men­tos. La ma­yo­ría son de bajo con­te­ni­do ca­ló­ri­co, tie­nen un al­to por­cen­ta­je de agua (has­ta el 90%) y sus com­po­nen­tes

son fá­ci­les de asi­mi­lar y di­ge­rir. Es­ta ex­per­ta tam­bién acla­ra que el con­te­ni­do en vi­ta­mi­nas del gru­po B es no­ta­ble, “aun­que no ha­ya vi­ta­mi­na B12 que se pre­sen­ta ca­si ex­clu­si­va­men­te en ali­men­tos de ori­gen ani­mal. Tie­nen un con­si­de­ra­ble con­te­ni­do en po­ta­sio, y la re­la­ción so­dio/ po­ta­sio es muy bue­na”. El es­tre­ñi­mien­to, la dia­rrea, el co­lon irri­ta­ble y las aler­gias son al­gu­nas de las en­fer­me­da­des que más se be­ne­fi­cian con es­te ti­po de be­bi­da. Tam­bién se acon­se­ja en ca­so de der­ma­ti­tis ató­pi­ca sin de­ter­mi­nar, se­ña­la Mag­da Car­las, mé­di­ca nu­tri­cio­nis­ta, au­to­ra de In­te­li­gen­cia nu­tri­cio­nal, (Pla­ta­for­ma Edi­to­rial). Asi­mis­mo se re­co­mien­dan a quie­nes de­ban res­trin­gir el con­su­mo de gra­sas sa­tu­ra­das, pues las de las le­ches ve­ge­ta­les son car­dio­sa­lu­da­bles. Y a los adul­tos con in­to­le­ran­cia a la lac­to­sa o con di­fi­cul­ta­des pa­ra di­ge­rir­la. Aun­que tam­bién tie­ne sus con­tra­in­di­ca­cio­nes. So­bre to­do si re­sul­ta ser alér­gi­co a fru­tos se­cos, en el ca­so de la le­che de al­men­dra o cual­quier otro. Si se tra­ta de ce­lía­cos, “tie­nen que te­ner cui­da­do con la le­che de ave­na por­que las per­so­nas con ce­lia­quía no la to­le­ran bien. Es im­por­tan­te re­cor­dar que la aler­gia es a la pro­teí­na del tri­go pe­ro tam­bién a la pro­teí­na que con­tie­ne la ave­na”. En cuan­to a los dia­bé­ti­cos “pue­den to­mar­se, siem­pre que no se tra­te de le­ches en­dul­za­das. Es im­por­tan­te se­ña­lar que las le­ches de ave­na o de arroz con­tie­nen más car­bohi­dra­tos que la de va­ca, por eso es pre­fe­ri­ble de­can­tar­se por la de so­ja. A pe­sar de ello, las le­ches ve­ge­ta­les son es­pe­cial­men­te sa­nas pa­ra los dia­bé­ti­cos”. Y si tie­ne que de­can­tar­se por la be­bi­da ve­ge­tal más com­ple­ta, Mag­da Car­las des­ta­ca la de so­ja, “es ri­ca en pro­teí­nas de al­to va­lor bio­ló­gi­co y apor­ta una do­sis no­ta­ble de vi­ta­mi­nas del gru­po B y sue­le en­ri­que­cer­se con cal­cio”. Aun­que tam­bien tie­ne sus de­trac­to­res, so­bre to­do si se con­su­me en gran­des can­ti­da­des, por­que po­dría in­ci­dir en el ti­roi­des o di­fi­cul­tar la ab­sor­ción de mi­ne­ra­les esen­cia­les, co­mo por el hie­rro y el zinc. Mi­quel Pros, mé­di­co es­pe­cia­li­za­do en me­di­ci­na na­tu­ral, se in­cli­na por la ave­na por sus pro­pie­da­des. Co­men­ta que in­clu­so la FDA (la Ad­mi­nis­tra­ción de Ali­men­tos y Me­di­ca­men­tos es­ta­dou­ni­den­se) la de­fi­ne co­mo “ali­men­to es­pe­cí­fi­co pa­ra la sa­lud”. La ave­na es un re­gu­la­dor me­ta­bó­li­co, de tal mo­do que de­pu­ra las so­bras y cu­bre las ca­ren­cias, ase­gu­ra. Hay más ti­pos de be­bi­das ve­ge­ta­les co­mo re­cuer­da Da­vid Ro­mán, por­ta­voz de la Unión Ve­ge­ta­ria­na Es­pa­ño­la. Por una par­te las que pro­vie­nen de ce­rea­les, co­mo el arroz, la ave­na, la es­pel­ta o la qui­noa. De fru­tos se­cos, co­mo las al­men­dras o las ave­lla­nas. Y de le­gum­bres co­mo la so­ja. Tam­bién del co­co. Y sus po­si­bi­li­da­des cu­li­na­rias pue­den equi­par­se a la de la le­che ani­mal. Pue­den to­mar­se so­las, con ca­fé, ce­rea­les, ca­cao. Usar­se co­mo in­gre­dien­tes de pu­rés, cre­mas, ba­ti­dos, be­cha­mel, sal­sas di­ver­sas, en fla­nes, cre­pes o re­pos­te­ría en ge­ne­ral. En es­tas pá­gi­nas de­ta­lla­mos las que se pue­den en­con­trar más fá­cil­men­te en los mer­ca­dos. Pue­den pro­bar­lo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.