VIE­NE DE LE­JOS

La Vanguardia - ES - - EN FORMA -

Tal co­mo re­co­ge Ed­gar Ba­rrio­nue­vo, ayu­nar ha si­do una prác­ti­ca co­mún en buen par­te de las civilizaciones a lo lar­go de to­da la his­to­ria de la hu­ma­ni­dad. Los pri­me­ros na­ti­vos ame­ri­ca­nos de Mé­xi­co y Pe­rú se abs­te­nían de co­mer pa­ra hon­rar y apa­ci­guar a sus dei­da­des, mien­tras que pa­ra los asi­rios y los ba­bi­lo­nios era una for­ma de pe­ni­ten­cia. Los egip­cios lo apli­ca­ban co­mo re­me­dio pa­ra la sí­fi­lis. En la an­ti­gua Gre­cia, Hi­pó­cra­tes, Pla­tón, Só­cra­tes, Aris­tó­te­les y Pi­tá­go­ras, elo­gia­ron los be­ne­fi­cios del ayuno. Y los

per­sas, se­gún He­ró­do­to, man­te­nían su vi­ta­li­dad y re­sis­ten­cia con una so­la co­mi­da al día y abs­te­nién­do­se de co­mer car­ne. Los es­par­ta­nos en­tre­na­ban a sus hi­jos con ayu­nos pro­gre­si­va­men­te pa­ra en­du­re­cer­los. Los sol­da­dos ro­ma­nos ayu­na­ban una vez a la se­ma­na. Los houn­zas, un pue­blo es­pe­cial­men­te lon­ge­vo que vi­vió en el nor­te de Pa­kis­tán, en el Hi­ma­la­ya, ce­le­bra­ban ri­tua­les de pri­va­ción va­rias se­ma­nas al año. Ya en el si­glo XI, Avi­ce­na pres­cri­bía a sus pa­cien­tes ayu­nos te­ra­péu­ti­cos de 3 a 6 se­ma­nas. En el si­glo XVI, otro mé­di­co, Pa­ra­cel­so con­si­de­ra­ba el ayuno co­mo uno de los re­me­dios a uti­li­zar. A par­tir del si­glo XIX, el es­tu­dio del ayuno te­ra­péu­ti­co co­men­zó a vi­vir su épo­ca de ma­yor di­fu­sión. Ca­da vez más eran los mé­di­cos e in­ves­ti­ga­do­res de ten­den­cia na­tu­ra­lis­ta que de­di­ca­ron su tiem­po al es­tu­dio de los efec­tos be­ne­fi­cio­sos del ayuno. Y en el si­glo XX y XXI no ha cam­bia­do es­ta ten­den­cia. El mé­di­co Hel­mut Lützner, au­tor de múl­ti­ples pu­bli­ca­cio­nes so­bre sa­lud y ayuno ha es­cri­to que “el ayuno es una for­ma de vi­da pres­cri­ta por la na­tu­ra­le­za. Ayu­nar es un com­por­ta­mien­to del ser hu­mano in­de­pen­dien­te, li­bre en cuer­po, al­ma y es­pí­ri­tu”. Es un ele­men­to de­pu­ra­ti­vo que las dis­tin­tas re­li­gio­nes tam­bién in­cor­po­ra­ron en sus ini­cios y si­guen man­te­nien­do ac­tual­men­te. En el is­lam, el ayuno es uno de los ri­tua­les más im­por­tan­tes. Si bien el mes del Ra­ma­dán es el más po­pu­lar, el ca­len­da­rio li­túr­gi­co se­ña­la va­rias fe­chas pa­ra de­jar de co­mer. Pa­ra el hin­duis­mo, el ca­len­da­rio de ayu­nos asig­na días de abs­ti­nen­cia co­mu­ni­ta­ria jun­to con otros de elec­ción per­so­nal que va­rían en fun­ción de la di­vi­ni­dad ele­gi­da por ca­da in­di­vi­duo. En el ca­so del ju­daís­mo, el Yom Ki­pur cons­ti­tu­ye una de las fe­chas más po­pu­la­res en la que la prohi­bi­ción de co­mer em­pie­za en el oca­so y ter­mi­na al ano­che­cer del día si­guien­te. Es el día de la ex­pia­ción, el arre­pen­ti­mien­to, per­dón y re­con­ci­lia­ción. La lis­ta de cul­tu­ras que ce­le­bran ayuno se ex­tien­de al bu­dis­mo, al jai­nis­mo o el cris­tia­nis­mo. En el ca­so del catolicismo, es­tos días se es­tá ce­le­bran­do la Cua­res­ma que em­pe­zó el 5 de mar­zo, el miér­co­les de Ce­ni­za. La igle­sia ca­tó­li­ca se­ña­la que son días de abs­ti­nen­cia y ayuno el miér­co­les de Ce­ni­za y el Vier­nes San­to (el pró­xi­mo 18 de abril).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.