Guim Tió, pin­tor

La Vanguardia - ES - - ED - Tex­to Gi­na To­sas

Es­te jo­ven va abrién­do­se, ca­mino pin­cel en ris­tre, por los cin­co con­ti­nen­tes

Ex­po­ner por pri­me­ra vez en Tai­wán y te­ner una co­la de vi­si­tan­tes es­pe­ran­do un au­tó­gra­fo es lo que más le ha sor­pren­di­do a Guim Tió de su tra­yec­to­ria ar­tís­ti­ca: “Ir­te a la otra punta del mun­do, ver que mu­cha gen­te te co­no­ce y que una can­tan­te fa­mo­sa, co­mo se­ría Sha­ki­ra aquí, ha com­pra­do una obra tu­ya y vie­ne a ver­te, im­pac­ta”, afir­ma el pin­tor de 27 años cuan­do re­cuer­da el via­je a la is­la asiá­ti­ca en ma­yo del 2013. Con su pri­me­ra ex­po­si­ción en el 2010, la co­lec­ti­va “Art <30” en la Sa­la Pa­rés de Bar­ce­lo­na, Tió creía que “ya ha­bía cum­pli­do con mi vi­da de ar­tis­ta”, bro­mea. Sin em­bar­go, fue jus­to en­ton­ces cuan­do em­pe­zó to­do: ha ex­pues­to en Ita­lia, Suiza, Ma­rrue­cos, Mé­xi­co... El pro­yec­to pic­tó­ri­co del ar­tis­ta na­ció du­ran­te sus es­tu­dios de Be­llas Ar­tes: em­pe­zó a pin­tar con ce­ras en­ci­ma de las fo­to­gra­fías de mo­de­los de re­vis­tas por­que que­ría tra­ba­jar el con­cep­to de la be­lle­za. Y, hoy, sus re­tra­tos cau­ti­van sin fron­te­ras. “Vi­vo del mer­ca­do que ten­go fue­ra”, co­men­ta el jo­ven, que ven­dió la to­ta­li­dad de su obra en las ex­po­si­cio­nes de Tai­wán y Par­ma (Ita­lia) el año pa­sa­do. “A la lar­ga ven­do to­do lo que ha­go, la cues­tión es no pa­rar de pin­tar”, afir­ma des­de el es­tu­dio que aca­ba de es­tre­nar en el Centro de Ar­te Con­tem­po­rá­neo Pi­ra­mi­dón, un es­pa­cio pri­va­do si­tua­do en Bar­ce­lo­na que aco­ge ar­tis­tas a cam­bio de obra. A pe­sar del éxi­to, tam­bién es rea­lis­ta: “Vi­vir de la pin­tu­ra es una mon­ta­ña ru­sa eco­nó­mi­ca, nun­ca sa­bes…”. Aho­ra ha apos­ta­do por ello, pe­ro si al­gún día tie­ne que vol­ver a la do­cen­cia –en los úl­ti­mos cin­co años ha tra­ba­ja­do de pro­fe­sor en la es­cue­la Sú­nion de Bar­ce­lo­na– di­ce que “no se­rá un fra­ca­so” pa­ra él, por­que le gus­ta mu­cho. De he­cho, en di­ciem­bre par­ti­ci­pó en un pro­yec­to so­cial con ni­ños de Ciu­dad Juá­rez (Mé­xi­co) en el que les pro­pu­so que se ima­gi­na­ran co­mo los superhéroes que sal­va­rían la ciu­dad (una de las más vio­len­tas del mun­do). “Con la edu­ca­ción cam­bias to­do, ha­cia lo bueno o lo ma­lo”, ase­gu­ra con­ven­ci­do. Aho­ra vuel­ve a Tai­wán con un nue­vo pro­yec­to, lla­ma­do Uni­vers, que su­po­ne un gi­ro ha­cia la pin­tu­ra al óleo y for­ma­tos más gran­des, pe­ro si­gue in­ves­ti­gan­do el re­tra­to, que le “fas­ci­na”. Se que­da du­ran­te un mes pa­ra co­no­cer a otros ar­tis­tas, “lo ha­go por be­ne­fi­cio pro­pio y por di­ver­sión –di­ce ilusionado–. Al fin y al ca­bo se tra­ta de di­ver­tir­se; se no­ta en tu obra, ade­más, cuan­do te has di­ver­ti­do”.

Guim Tió 27 años Pin­tor

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.